eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Michel Camilo se enfrenta en "What's Up" al "gran reto" de tocar en solitario

- PUBLICIDAD -
Michel Camilo se enfrenta en "What's Up" al "gran reto" de tocar en solitario

Michel Camilo se enfrenta en "What's Up" al "gran reto" de tocar en solitario

Ocho años después de haber lanzado su primer y único álbum en solitario, el virtuoso pianista dominicano Michel Camilo se enfrenta de nuevo a ese "gran reto" con "What's Up" (¿Qué hay de nuevo?), en el que vuelve a fusionar con maestría los ritmos latinos con el jazz.

"Quería contribuir a la tradición tan grande de estilos de piano solista que hay en el jazz. Es una herencia muy contundente, y un gran reto para cualquier pianista, poder decir algo nuevo, algo fresco. Es como tocar al desnudo delante de tu público", dice en una entrevista con Efe Camilo (1954, Santo Domingo).

El disco, que saldrá al mercado el próximo 14 de mayo y contará con una "premiere" de lujo en el festival de jazz de la ciudad turca de Izmir cuatro días después, está compuesto por siete temas originales y otras cuatro versiones de estándares latinos y del jazz como "Chan Chan" o "Take Five".

"Hay que ser muy cuidadoso con el repertorio para no repetirse, que el público que vaya escuchándolo saboree de número a número la diferencia, los contrastes, los colores, las sorpresas, que se mantenga atento hasta el final", explica el pianista, que no se encaraba a este desafío desde 2005, cuando publicó "Solo".

Y qué mejor forma de embarcarse en ese viaje que iniciándolo con un tema en el que explora la tradición de Nueva Orleans, "donde surgió el estilo del piano solo en jazz", y en el que se dejan oír influencias que van desde el "ragtime" hasta el "boogie-woogie", pasando por el "honky tonk blues".

Camilo define éste y todos sus álbumes como "un libro abierto de posibilidades", en los que "cada pieza es un capítulo y está ligada a la próxima de una manera u otra", por lo que no es de extrañar que cada una de las once canciones de "What's Up" lleven aparejadas una historia, un porqué.

La más "nostálgica" de ellas, que en ocasiones hace recordar el lamento de la milonga argentina, es "A place in time", en la que plasma la pérdida de su gran amigo y compañero de trío durante más de una década, el bajista cubano Charles Flores, uno de los motivos por los que regresó al mundo del piano en solitario.

También en recuerdo de un amigo y una "gran influencia", Dave Brubeck, el dominicano incluye en este disco una versión de "Take Five", un tema compuesto por Paul Desmond pero popularizado por el cuarteto de Brubeck, quien falleció también a finales del año pasado.

"Para mí era un reto poder tocar 'Take Five' a piano solo, poder mantener el ritmo de la pieza con la mano izquierda e improvisar con la derecha. Me tomó casi un año practicando para conseguir tener la libertad de poder improvisar sobre ese ritmo", asegura.

El álbum incluye además un par de regalos: uno a su mujer, "Sandra's Serenade", que grabó precisamente el pasado Día de San Valentín, y "On Fire", dirigido a todos los seguidores que le rogaron que grabase en solitario esa pieza como ha hecho en tantos de sus conciertos.

Aunque los sonidos latinos impregnan como siempre las teclas del piano de Michel Camilo, se dejan oír con más fuerza en "On Fire" y en otras dos composiciones originales, "Island Beat" y "Paprika", esta última llamada así para dejar claro que lleva "especias exóticas", en referencia a un título que en español significa "pimentón".

En el repaso a sus extensas influencias musicales no se podía quedar en el tintero la famosísima canción de Compay Segundo "Chan Chan", una "vaca sagrada" del repertorio latino con la que hace falta "hacer algo con nuevo porque, si no, no vale la pena tocarla".

El desafío no le queda grande y, "al estar construida en una base de cuatro acordes simplemente", el dominicano la lleva hasta el jazz e incluso la adereza con un poco de rock, siempre sin perder el ritmo latino de la pieza.

El último "capítulo" de este nuevo "libro" es una suerte de regalo a sí mismo, "At Dawn", un tema que improvisó el segundo día de grabación en los estudios The Carriage House, de Connecticut, sin haberlo planeado, cuando se sentó en su piano Steinway recién afinado a primera hora de la mañana.

"Simplemente, me senté al piano y estaba tan bonito, tan bien afinado, tan brillante, que me conecté con la vena creativa en mí y me salió esa pieza", afirma.

"What's Up" supone el regreso de Michel Camilo a la discográfica Sony, tras trabajar con Portrait, Epic y Columbia, así como su debut en el sello OKeh, que busca "documentar las expresiones globales del jazz" y que, a su juicio, le viene "como anillo al dedo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha