eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mikkelsen llega a Cannes con una historia radical y justiciera

- PUBLICIDAD -
Sergi López, un catalán en una historia alemana rodada por un francés

Sergi López, un catalán en una historia alemana rodada por un francés

El danés Mads Mikkelsen regresó hoy a Cannes, donde el año pasado ganó el premio de interpretación masculina por "La caza", para presentar "Michael Kohlhaas", una historia "radical y extrema" en un estado alemán del siglo XVI y que no ha entusiasmado en el festival.

"Michael Kohlhaas" es el filme con el que el francés Arnaud Des Pallières compite por la Palma de Oro en Cannes, rodado en plena naturaleza, austera en su concepción y con una intencionada imagen "ruda", que permitiera entender un filme "complejo", en palabras del director.

Des Pallières cuenta la historia de un comerciante en una provincia alemana que quiere llevar al señor de su región ante la justicia por el robo de dos caballos. Su sentido de la moral y de la justicia le lleva a iniciar una guerra.

Una "historia con la que la gente de hoy en día pueda identificarse" porque hay personas que "luchan por la justicia de formas diferentes", explicó Mikkelsen en rueda de prensa, que quiso defender su personaje de quienes lo consideran un criminal o un revolucionario.

"Creo que es un ser extremista pero creo que no es ni héroe ni criminal, es un hombre radical que cree en la justicia y que quiere recuperar sus caballos. Es alguien extremo que está dispuesto a perder todo".

Un personaje que busca la Justicia, como también lo hacía el protagonista de "La caza".

"Parece que es mi destino luchar contra las injusticias pero la diferencia está en que en 'La caza' es inocente y aquí el hombre es una especie de héroe, un tipo sucio, pero sea lo que sea, lo que cuenta es su viaje interior", precisó el actor danés.

Un papel que Mikkelsen interpreta con "sutileza, finura e intensidad", según explicó Des Pallières, que considera que cada espectador, al juzgar a Koolhas, "llamándole terrorista, justiciero o revolucionario, toma posición en el mundo. Y esa -añadió- es la base" de su proyecto.

Para preparar este papel, Mikkelsen tuvo que aprender a hablar francés, un elemento añadido al trabajo de un actor que se sorprende a sí mismo con las elecciones que toma.

"Tengo la suerte de trabajar en mi país, en Estados Unidos y en otras partes pero no planifico las cosas, voy etapa por etapa y eso me lleva donde me lleva. La planificación de mi carrera no ha sido nunca una gran preocupación para mí", explicó.

Y así, protagoniza la serie "Hannibal" mientras presenta en Cannes un filme basado en una novela del alemán Heinrich Von Kleist, muy compleja y que estaba en la mente del realizador desde hace décadas.

Durante años, explicó en la rueda de prensa, "pensé que no tenía ni la fuerza ni la madurez necesaria para hacer algo con ese texto en el cine, porque se trataba de transformarlo y hacer algo que tuviera interés en el cine. Pero en un momento pensé que era el momento adecuado".

Para poner en marcha el proyecto, Des Pallères decidió "no perder mucho tiempo ni energía sobre la cuestión de la reconstrucción histórica". Tan solo dar algunos elementos al espectador para que tuviera una relación con la época.

Lo que le interesaba era "la historia desde el punto de vista humano", señaló el realizador, que consideró que es "transhistórica y contemporánea con la actualidad como lo era en el momento en que se escribió".

Porque lo que a él le interesan son los seres humanos y, en este caso, la "más bella historia política que se pueda contar, la de un hombre que puede tomar el poder y que renuncia por honor".

Por Alicia García de Francisco

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha