eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mohamed VI pregona su modelo político y de desarrollo en sus 17 años como rey

- PUBLICIDAD -
Mohamed VI pregona su modelo político y de desarrollo en sus 17 años como rey

Mohamed VI pregona su modelo político y de desarrollo en sus 17 años como rey

El rey Mohamed VI de Marruecos pregonó hoy el "modelo político y de desarrollo" en que ha convertido a su país durante sus 17 años de reinado, en un discurso con motivo del aniversario que fue transmitido por la televisión del país desde Tetuán (norte).

"Hemos logrado en el curso de 17 años realizar reformas políticas profundas, grandes planes económicos y proyectos de desarrollo humano que han cambiado la fisonomía de Marruecos", señaló el soberano alauí sin la menor sombra de autocrítica.

El monarca subrayó que Marruecos "avanza sin parar, sin petróleo ni gas", y puso como ejemplo varios ámbitos donde ha conseguido firmar con distintos países acuerdos estratégicos: la energía, las infraestructuras, la agricultura, la lucha antiterrorista, la gestión de la política religiosa y la cooperación militar.

Mohamed VI justificó así que su país quiera "diversificar sus socios", más allá de los que citó como sus "aliados" por excelencia, Francia y España, países con los que su país -dijo- no cesa de profundizar sus relaciones.

Entre los países hacia los que Marruecos pretende abrirse citó a Rusia, China e India, además de las monarquías árabes del Golfo Pérsico, pero no mencionó a Estados Unidos, país con el que Marruecos ha tenido algunos desencuentros por el Sáhara Occidental o por sus críticas sobre los derechos humanos en el país magrebí.

El rey insistió en que su país goza de una "estabilidad y quietud" que explica la creciente atracción de extranjeros, "particularmente franceses y españoles", que eligen vivir en Marruecos "bajo la protección del Comendador de los Creyentes" (es decir, él mismo).

Estos argumentos explican también "el número creciente de sociedades internacionales como Renault, o compañías chinas que realizan de la zona industrial en Tánger, o compañías rusas, además de muchas otras, que han optado por invertir en Marruecos y desembolsar millones para financiar sus proyectos".

El monarca alauí también se refirió ampliamente a las próximas elecciones legislativas que celebrará su país el 7 de octubre y advirtió a los distintos partidos de que deben guardarse de instrumentalizar el papel del rey durante la campaña.

El rey pronunció el discurso en Tetuán, ciudad que ha elegido este año para celebrar hoy y mañana las distintas ceremonias de la Fiesta del Trono y que incluyen una recepción política y diplomática, además del ritual de la "beia" o pleitesía.

Este último consiste en que cientos de notables (electos o designados) de todo el país, vestidos obligatoriamente con una capa blanca, se prosternan doblando la espalda ante el rey a caballo.

Cuando Mohamed VI accedió al reinado en 1999, muchos esperaban que terminase con rituales que veían como de otra época por el carácter servil que transmiten, concretamente la "beia" o el besamanos, pero el monarca mantuvo las dos costumbres, con leves variantes.

Como suele ser habitual en cada Fiesta del Trono, Mohamed VI indultó ayer total o parcialmente a 992 presos, entre ellos 23 condenados a muerte que pasaron a ser condenados a perpetuidad.

Hace ahora tres años, el indulto colectivo decretado por Mohamed VI incluyó al pederasta español Daniel Galván, lo que desató un escándalo nacional e internacional de proporciones inéditas, tanto que obligó al monarca a reconocer su error y revocar su propia decisión, algo que nunca había sucedido.

Entonces, el Gobierno anunció que revisaría el sistema de concesión de indultos -potestad exclusiva del rey a propuesta del ministerio de Justicia-, pero tres años después no se ha producido la menor reforma al respecto. Javier Otazu

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha