eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nadie quiere a Montoro en campaña

Montoro es uno de los ministros menos solicitados para acudir a los mítines de las autonómicas y municipales, junto a Catalá, Wert y De Guindos, que no militan en el PP

La candidata a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, fue franca al asegurar hace unos días que no iba a invitar al ministro "a ninguno" de sus actos de campaña

El titular de Hacienda está dispuesto a volver a concurrir a las generales aunque no se sabe si encabezará de nuevo la lista por Sevilla

- PUBLICIDAD -
Montoro niega manipulación en TVE, "que sería ofensiva para los profesionales"

Montoro no está entre los ministros favoritos para hacer campaña

Al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le están pasando factura interna los sucesivos escándalos de su departamento. Muchos candidatos del PP no le quieren en campaña porque creen que su presencia les perjudica ante los electores, en un momento en el que las encuestas no les pronostican nada bueno. La primera en reconocer públicamente que no desea ver a Montoro en sus mítines ha sido la aspirante a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre. En el PP minimizan ese desapego y aseguran que Montoro "está recibiendo invitaciones de varias comunidades" y que "a Cristóbal se le quiere".

Pese a ello, a Montoro se le ve aparentemente feliz y satisfecho de haberse convertido en el blanco político de toda la oposición. En estas últimas semanas no ha parado de hacer corrillos con los periodistas con los que bromea e ironiza de todo y sobre todo. Desde las andanadas que le lanza el PSOE, que pide su dimisión por activa y por pasiva, hasta con la famosa lista de amnistiados y quienes puedan estar en ella.

Pero con lo que bromea menos es con lo poco demandado que está entre los candidatos municipales y autonómicos de su propio partido. El ministro sale huyendo cuando se le pregunta por ello. Y cuando lo hace, vuelve a tirar de la ironía para responder si cree que el escándalo de Rodrigo Rato, o los casos de Martínez Pujalte y Trillo -que acusa a la Agencia Tributaria de filtrar la noticia- han "dañado su imagen" ante los suyos. " ¿Mi imagen. ¿Pero es que yo tengo imagen?", replica entre risas.

Lo cierto es que, segun fuentes del PP, de los ministros del Gabinete, el titular de Hacienda es en estos momentos el menos solicitado, junto a Rafael Catalá -que acaba de meter en un nuevo jardín al PP y al Gobierno con su propuesta de censurar a los medios-, Juan Ignacio Wert y Luis de Guindos, que no militan en el PP. En cambio, tanto a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como a la ministra de Empleo, Fátima Báñez -dos de sus más firmes valedoras- les llueven las ofertas.

La primera que no quiere ver a Montoro ni en pintura en sus mítines es la aspirante a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre. Lo confesó en el programa 'Espejo Público', de Antena 3, con el estilo que le caracteriza. “¿A cuántos mítines llevará a Montoro?", le preguntó Susana Griso. “¿La verdad? ¡Yo siempre digo la verdad! ¡A ninguno!”, espetó la dirigente del PP madrileño.

El ministro, que en realidad es poco amigo de hacer campaña, se tomó aquella salida de Aguirre con desenfado y ahora recomienda a los que le piden que vaya a sus feudos que se lo piensen mejor. Sus colaboradores afirman que ha recibido ofertas de Andalucía, Murcia, Valencia, Baleares e incluso de Cataluña. "Otra cosa es que vaya. Tiene mucho trabajo y está cansado", argumentan.

En la última campaña, la de las andaluzas, ya chocó que siendo de Jaén no acudiera prácticamente a ningún acto. Por entonces arreciaba el caso sobre su antiguo bufete que, según desvelo El País, facturó dos millones de euros a una empresa pública.

En las europeas tampoco se prodigó mucho, pero acudió a algun mitin que otro. Incluso sufrió una ataque en Vilanova i la Geltrú al finalizar un acto al que asistió con la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. Unos manifestantes bloqueron la salida y golpearon sus coches al que lanzaron objetos. Los Mossos d'Esquadra tuvieron dificultades para sacarles del recinto. Al titular de Hacienda aquel episodio no le gustó nada.

A pesar de ese reconocido cansancio, Montoro no va a tirar la toalla. "Como sigan ustedes insistiendo en que me vaya, me voy a quedar todavía más tiempo", espetó el martes, retador, en el Senado a los socialistas. Al día siguiente, en el Congreso, les reprochó "la perra, liderada por Sánchez, que han cogido ustedes conmigo".

También quiere volver a ser diputado."¿Por qúe no iba a querer serlo?", preguntan sus colaboradores, sorprendidos. Lo que nadie sabe -y al parecer tampoco el ministro- es si en las próximas elecciones generales volverá a ser el cabeza de lista de Sevilla.

Montoro fue diputado por Jaén, su tierra, del 2000 al 2004. Después hizo un parentesis para ser eurodiputado. En los siguientes comicios concurrió en la lista de Madrid. Y en las últimas generales, se presentó por Sevilla, un feudo tradicionalmente socialista, donde logró unos resultados muy buenos. Un detalle del que cuando puede, presume.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha