eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Muere un soldado en un ataque a una zona de desminado del noroeste de Colombia

- PUBLICIDAD -
Muere un soldado en un ataque a una zona de desminado del noroeste de Colombia

Muere un soldado en un ataque a una zona de desminado del noroeste de Colombia

Un soldado colombiano murió y otro resultó herido en un ataque del que aún se desconoce su responsable en una zona del noroeste del país en la que el Ejército y las FARC desarrollan un proyecto piloto de desminado humanitario, informaron hoy fuentes castrenses.

El soldado que falleció, identificado como Cristian Camilo Londoño García, de 19 años, integraba el Batallón de Artillería del Ejército y desarrollaba "operaciones de control militar" en Briceño, departamento de Antioquia (noroeste) explicó a periodistas el comandante de la Cuarta Brigada, el brigadier general Néstor Róbinson.

Los trabajos de desminado en la zona comenzaron el pasado mayo en en la vereda de El Orejón de Briceño, donde se identificaron cuatro áreas peligrosas que suman 12.000 metros cuadrados.

El plan piloto de descontaminación de explosivos se lleva a cabo por parte del Batallón de Desminado del Ejército (BIDES), acompañado de delegados de las FARC, la organización Ayuda Popular Noruega (APN) y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En su declaración de hoy, el general Robinson indicó que el ataque ocurrió el pasado miércoles durante "un desplazamiento a ocupar una base en la parte alta" del sector conocido como Bellavista, para prestar "seguridad de área al proyecto de desminado humanitario en la vereda El Orejón".

Asimismo, sostuvo que los soldados también desarrollan operativos contra bandas criminales que operan en la zona.

En el ataque también resultó "herido levemente" el cabo Édison Rodríguez Lancheros, agregó el alto oficial.

Las autoridades iniciaron una investigación para identificar a los responsables del ataque, ya que en la zona tienen presencia bandas criminales nacidas tras la desmovilización de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), así como de las FARC.

El pasado mes de agosto, los negociadores de paz de las FARC denunciaron en La Habana la presencia de paramilitares en las proximidades El Orejón, lo que obligó a paralizar la tercera fase del plan piloto de desminado.

Ante la "intimidación permanente de grupos paramilitares", la comunidad de El Orejón "ha solicitado acciones concretas por parte del Gobierno, obligando a paralizar el desarrollo de la fase tres del plan piloto" de desminado en ese lugar, dijo entonces la delegación guerrillera en un comunicado.

Colombia es el segundo país del mundo con más explosivos de este tipo plantados en su territorio, después de Afganistán.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha