eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mueren nueve soldados libios en combates en la asediada ciudad de Bengasi

- PUBLICIDAD -
Mueren nueve soldados libios en combates en la asediada ciudad de Bengasi

Mueren nueve soldados libios en combates en la asediada ciudad de Bengasi

Al menos nueve soldados del Ejército leal al gobierno libio internacionalmente reconocido en Tobruk murieron anoche en combates en la asediada ciudad de Bengasi, la segunda en importancia del país, informó hoy la prensa local.

Según los medios, otros 35 miembros de la fuerza de elite "Saiqa" resultaron heridos en los enfrentamientos que se libraron en el barrio de Leithi, uno de los que dan acceso al control de esta urbe, bajo cerco desde hace un año.

De acuerdo con el diario Lybia Herald, se trata del peor golpe que ha sufrido la citada fuerza desde que hace un año el general Jalifa Hafter, jefe del Ejército leal a Tobruk, lanzara la denominada "Operación Dignidad".

La fuente asegura, asimismo, que en Leithi ahora combaten fuerzas vinculadas con los grupos yihadistas "Ansar al Sharia" y la rama libia del autoproclamado Estado Islámico(EI), que habrían desplazado a las milicias moderadas afines al gobierno considerado rebelde asentado en Trípoli.

La presencia del EI en Bengasi no ha sido confirmada por otras fuentes.

Desde hace un año, Bengasi sufre el bombardeo de las tropas de Hafter, un oscuro general que fue héroe de guerra y amigo de Muamar al Gadafi en la década de los setenta y que después se convirtió en uno de sus principales opositores en el exilio.

En la urbe están instaladas las milicias leales al Ejecutivo rebelde establecido en Trípoli, capital que también tratan de asediar las fuerzas de Hafter.

Los combates en Bengasi son una de las razones fundamentales de que no avance la negociación que auspicia la ONU y que pretende lograr un ejecutivo de consenso nacional.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera a derrocar el régimen dictatorial de Gadafi.

Desde hace meses, dos gobiernos, uno considerado rebelde establecido en Trípoli, y otro internacionalmente reconocido con sede en Tobruk, luchan por el poder apoyados por milicias islamistas y militares del antiguo régimen.

En medio, florecen los movimientos yihadistas como la rama libia del EI y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), y sacan provecho los traficantes de personas, que han enviado a miles de inmigrantes irregulares al mar con el objetivo de que lleguen a Europa.

En los últimos meses, la rama libia del EI ha asentado su posición en la ciudad de Darna, en el este del país, y avanzado hacia la localidad central costera de Sirte, donde ya controlan algunos barrios.

El miércoles, el gobierno de Trípoli aseguró haber matado a 23 miembros del EI en combates en Sirte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha