eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Mugitu convoca una manifestación este sábado en Pamplona por la absolución de los 4 acusados por lanzar tartas a Barcina

El juicio comienza este lunes en la Audiencia Nacional

- PUBLICIDAD -

El movimiento Mugitu ha convocado una manifestación este sábado en Pamplona por la paralización del TAV y por la absolución de los cuatro acusados de lanzar tartas a la presidenta navarra, Yolanda Barcina, en Toulouse hace dos años. El juicio a estas cuatro personas comenzará el lunes en la Audiencia Nacional. La manifestación partirá a las 17 horas del parque Antoniutti.

En rueda de prensa, la representante de Mugitu Elena Bengoetxea ha leído un comunicado en el que critican que "el proceso de los tartalaris supone un endurecimiento absoluto de los mecanismos punitivos para criminalizar la contestación social y las opciones de desobediencia civil".

Ha manifestado que van en aumento las muestras de solidaridad con los cuatro imputados y ha expuesto así que personas de diferentes colectivos y movimientos han suscrito una carta de apoyo en la que "manifiestan que la acción de los tartazos a Barcina es una forma de acción directa no violenta y resulta una vía legítima de acción política".

También ha informado de que juristas y profesionales del Derecho se han adherido a una carta en la que consideran una "absoluta desproporción" las penas de entre 5 y 9 años de prisión solicitadas para los acusados. Según exponen, "fue una acción pública y no violenta en cuyo desarrollo no se ha vulnerado ningún derecho fundamental".

Estas personas, ha añadido Bengoetxea, manifiestan su "preocupación" por la situación judicial creada al haberse desestimado todos los recursos y cuestiones previas planteadas por la defensa. Entre ellas, la falta de jurisdicción "para entender de estos hechos sucedidos en Francia" o "existir una resolución de archivo de los mismos" en el país galo "por carecer dichos hechos de relevancia suficiente para entenderse como constitutivos de delito".

El abogado Fidel Sánchez ha precisado sobre este asunto que es un "cúmulo de irregularidades" que se "basan en un ánimo de justicia personal y venganza" y ha opinado que "se ha utilizado una policía pública, como la Foral, para su propio ánimo personal".

Ha criticado el abogado que la Audiencia Nacional "actúa con impulsos políticos" y "las instrucciones que hacen son patéticas". "No existe una acusación tan grave por hechos así en ninguna parte del mundo", ha dicho, para añadir que en Francia "como mucho se pondría una multa".

A su juicio, estos hechos "no se pueden calificar de atentado a la autoridad porque no hay atentado, fue una protesta de tipo cómico que no tiene ninguna intención de agredir a esa persona ni herirla ni degradarla".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha