eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Musulmanes levantan una cruz para alentar a los cristianos a volver a Mosul

- PUBLICIDAD -
Musulmanes levantan una cruz para alentar a los cristianos a volver a Mosul

Musulmanes levantan una cruz para alentar a los cristianos a volver a Mosul

Un grupo de vecinos de un barrio musulmán de Mosul levantó hoy una cruz al lado de un monasterio para alentar a los cristianos a volver a la ciudad iraquí, en cuya zona oeste prosigue la ofensiva contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Los vecinos, que residen en el barrio oriental de Al Arabi, colocaron la cruz encima de la colina donde se encuentra el monasterio de Mar Guergues (San Jorge), en presencia de ciudadanos cristianos, con el fin de animarles a que vuelvan al este para vivir en paz y en seguridad, tal y como lo hacían antes de que sufriesen las torturas de los yihadistas.

El EI solía marcar a los cristianos pintando en las paredes la letra "N" de "Nusairi", que en árabe significa "cristiano", para que el resto de extremistas supiesen dónde se encontraban.

El activista civil Basem al Tai dijo a Efe que esta es la primera iniciativa de los jóvenes para invitar a los cristianos a volver a sus zonas de origen, después de que el EI los expulsara de Mosul tras ocupar la ciudad en 2014.

Al Tai aclaró que hoy, 24 de abril, es el día del monasterio de San Jorge, que fue destruido por el EI, y que por eso mismo eligieron esta fecha con el objetivo de "expresar nuestra solidaridad con nuestros hermanos cristianos".

Agregó que desafían al EI levantando esta cruz: "Es para recordar al mundo sus actos criminales", aseveró.

Al Tai invitó a los cristianos a volver a sus casas porque son "la sal de Irak": "Estamos preparando otros proyectos y trabajaremos para el regreso de todas las familias cristianas", aseguró.

El activista, que preside la organización local de Safinat Nuh (Arca de Noé) para la convivencia pacífica, afirmó que los activistas y voluntarios celebran varias conferencias para que los cristianos recuperen la confianza que perdieron después de 2014.

Samer Ilyas, escritor cristiano y uno de los habitantes de la zona, adujo a Efe que esta idea de los jóvenes musulmanes ha sido "muy buena", pues este distrito es el más antiguo y acogía a un gran número de cristianos.

"Estamos acostumbrados a este tipo de actitud de nuestros hermanos musulmanes, y esto también indica los buenos habitantes que son y la autenticidad de sus actos", apuntó.

Confió en que esta iniciativa ayude a que los cristianos que huyeron vuelvan a sus hogares ,ya que "la ciudad sin cristianos es como la comida sin sabor", apostilló.

Ilyas ha publicado varios libros contando la violencia de los yihadistas contra las familias de este credo religioso.

Por otro lado, un activista cristiano llamado Guevara Zia dijo a Efe que "la base de la convivencia pacífica en esta ciudad parte de esta idea tan buena de los jóvenes musulmanes, porque devuelve la esperanza y la confianza a las familias cristianas".

Con motivo del día del monasterio de San Jorge, el levantamiento de la cruz muestra "lo auténticos que son los habitantes de Mosul", sobre todo tras los numerosos intentos por parte del EI de "sabotear esta convivencia", recalcó.

Por su parte, el gobernador de Nínive, Nofel Hamadi al Sultan, aseguró a Efe que el gobierno local de esta provincia iraquí tiene la intención de ayudar a las familias a que vuelvan a sus hogares, tanto en Nínive como en Mosul (la capital de la provincia), después de expulsar a los terroristas de esta urbe, que fue el principal bastión de los extremistas en Irak.

Aclaró que hace dos días el gobierno local formó un comité para evaluar los daños causados a las familias cristianas, después de que el EI confiscara todas sus propiedades.

"Los cristianos y musulmanes son un mismo tejido y una sola nación. Trabajan juntos para el desarrollo de la nación y para lograr la seguridad y estabilidad", alegó.

El monasterio de Mar Guergues se encuentra a nueve kilómetros al norte del centro de la ciudad de Mosul y a 800 metros del lado oriental de la carretera que conecta la urbe con la provincia de Dohuk, en la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Cuando el EI ocupó Irak en 2014, los extremistas se dedicaron a "destrozar las cruces y descolgar las campanas, así como a destruir las estatuas que rodeaban el monasterio", concluyó.

Según el Ministerio iraquí de Desplazados y Migraciones, al menos 2.063 desplazados iraquíes regresaron hoy a sus hogares en los barrios del este de la ciudad de Mosul, mientras que 320.000 personas han abandonado el oeste de la ciudad desde el inicio de la ofensiva el pasado mes de febrero.

Las fuerzas gubernamentales expulsaron al EI de la parte oriental de la urbe el pasado enero, después de tres meses de combates que provocaron un número inferior de desplazados que los que se están registrando en la otra orilla del río.

Yáser Yunes

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha