eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Napolitano compromete en Moore la ayuda del Gobierno para limpiar los escombros

- PUBLICIDAD -
Obama viajará el domingo a Oklahoma para inspeccionar los daños ocasionados por el tornado

Obama viajará el domingo a Oklahoma para inspeccionar los daños ocasionados por el tornado

La secretaria de Seguridad Nacional de E.UU., Janet Napolitano, afirmó hoy que el Gobierno acelerará el traslado de equipo y personal necesario para limpiar los escombros en las calles de Moore, área aledaña a la ciudad de Oklahoma destruida el lunes por un tornado que causó 24 muertos.

Napolitano y la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, recorrieron hoy el área de desastre mientras los equipos de búsqueda y socorro continuaban limpiando los escombros.

"La gran necesidad ahora es traer equipos y personal para la remoción de escombros", afirmó Napolitano.

"Vamos a acelerar el traslado de esos equipos para apurar la limpieza de las calles para que los propietarios de casas individuales puedan sumarse a las tareas", añadió.

La agencia estadounidense de Gestión de Emergencias (FEMA) tiene ya en el área a unos 400 trabajadores que apoyan las labores de bomberos, policías, soldados de la Guardia Nacional de Oklahoma y equipos de búsqueda y socorro llegados de diversas partes del país.

Napolitano instó a los damnificados a registrarse en la FEMA, que ya ha recibido más de un millar de solicitudes de asistencia.

"La gente está sufriendo realmente, y hay mucho esfuerzo de recuperación por delante", dijo Napolitano, al insistir en que el Gobierno estadounidense "está aquí para quedarse y ayudar hasta que se complete esta reconstrucción".

Al no haberse hallado más sobrevivientes, las autoridades se aprestan a dar por concluida la búsqueda de víctimas entre los escombros y encaran ahora el albergue y la asistencia a los damnificados y las tareas de limpieza y reconstrucción.

Los equipos de búsqueda y socorro continúan removiendo lentamente las ruinas de casas, escuelas y comercios en un panorama de escombros, vigas, muebles y vehículos destrozados por los vientos que alcanzaron una velocidad de más de 300 kilómetros por hora.

El jefe del Cuerpo de Bomberos, Gary Bird, dijo en una entrevista televisada que está prácticamente seguro de que ya no quedan sobrevivientes y tampoco cuerpos de más víctimas entre los escombros.

Mientras tanto, la Casa Blanca anunció hoy que el presidente de EE.UU., Barack Obama, viajará el domingo a Oklahoma para inspeccionar "de primera mano" los daños ocasionados por el tornado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha