eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nepal promulga una Constitución que cierra siete años de transición

- PUBLICIDAD -
Nepal promulga formalmente su Constitución

Nepal promulga formalmente su Constitución

Nepal promulgó hoy formalmente la Constitución finalizando su transformación de una monarquía hindú a una república federal secular, tras un largo proceso de siete años plagado de intentos fallidos, inestabilidad política y decenas de muertos ante las discrepancias por un texto que no agrada a todos.

Los fuegos artificiales y los redobles de tambor dieron la bienvenida a la Constitución en las calles de Katmandú con miles de personas celebrando el histórico momento entre fuertes medidas de seguridad, tras semanas de enfrentamientos y muertos, a los que hoy se sumó otro fallecido más en protestas en el sur del país.

El presidente del país, Ram Baran Yadav, formalizó hoy el final de la espera y de la vida de la Asamblea Constituyente a la que en 2008 se encomendó la tarea de redactar una Carta Magna.

"La nueva Constitución de Nepal ha sido promulgada", dijo Yadav, llevándose el texto a la cabeza en señal de respeto entre los aplausos de los legisladores.

"Creo que esta Constitución traerá paz, prosperidad y estabilidad política, y ayudará a Nepal en el desarrollo económico y social", agregó Yadav.

La alegría en las inmediaciones de la Asamblea fue replicada en las mismas calles de Katmandú con algunas pequeñas protestas, mientras que en algunos distritos de Tarai, en el suroeste del país el desagrado fue mucho más allá.

Un manifestante murió en disturbios violentos que dejaron además dos heridos a manos de la Policía, dijo a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Laxmi Prasad Dhakal.

La Asamblea aprobó la Constitución a pesar de la oposición de varias minorías étnicas del sur a la nueva conformación administrativa que divide al país de 28 millones de habitantes en siete provincias.

Aunque la fronteras exactas y los nombres de los estados todavía no han sido decididos, algunos grupos como los tarai pretendían que la división administrativa incluyera en una misma unidad a los miembros de esa etnia, algo que finalmente no sucedió.

"La Constitución ha sido promulgada. Sin embargo su aplicación será un desafió", reconoció el presidente de la Asamblea, Subash Nemwang, durante el acto.

El ex primer ministro maoísta Babu Ram Bhattarai dijo que la promulgación del documento representa "un momento histórico" pero pidió esfuerzos para convencer a los Tarai de que acepten el texto constitucional.

La Asamblea aprobó el miércoles con 507 votos a favor y 25 en contra el texto de la Constitución, que cuenta con 308 artículos y el viernes fue rubricada por los miembros del organismo.

El Partido del Congreso Nepalí del primer ministro Sushil Koiralal; su socio de Gobierno el Partido Comunista Marxista Leninista (CPN-UML) y el opositor Partido Comunista Unificado (UCPN, Maoísta), que suman cerca de dos tercios de la Asamblea, votaron a favor.

Entre los elementos que contempla el nuevo texto fundamental figuran un Parlamento nacional integrado por una asamblea legislativa federal y una cámara alta, mientras que los parlamentos de las provincias serán unicamerales.

El 60 % de los parlamentarios será de elección directa y el 40 % restante proporcional.

El presidente del país, pensado como una figura fundamentalmente protocolaria, saldrá elegido por un colegio electoral integrado por miembros de los parlamentos nacional y provinciales.

Finalmente el estado tendrá forma aconfesional después de que los grupos hindúes no pudieran traducir en hechos su propósito de convertir Nepal en un país hinduísta pese a que el 80 % de la población profesa esa fe, y de que tampoco encontrara respaldo la propuesta de que fuera una nación multirreligiosa.

Tras los fracasos de 2013 y 2015 de la Asamblea Constituyente por alcanzar un texto, los principales partidos decidieron en junio dar un impulso definitivo al proceso en medio de la conmoción que vivió el país tras el terremoto que devastó varias zonas en abril, dejando casi 9.000 muertos y cerca de 22.000 heridos.

La tragedia, que evidenció la debilidad institucional del país, llevó a las formaciones políticas a impulsar un proceso expedito que incluso supuso esta semana la aprobación del texto constitucional con la retirada de todas las enmiendas por parte de los principales partidos para evitar demoras en su aprobación.

La Constitución cierra el periodo abierto con los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra con el movimiento insurgente maoísta entre 1996 y 2006, un conflicto que generó alrededor de 15.000 muertos.

Esos acuerdos llevaron a la abolición de la monarquía nepalí en 2008, pero desde entonces las fuerzas políticas habían sido incapaces de dotar al país de una Constitución que determine su modelo de Estado. Sanjeev Giri

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha