eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Netanyahu: No quiero un estado binacional pero tampoco a Irán en Cisjordania

- PUBLICIDAD -
Netanyahu: No quiero un estado binacional pero tampoco a Irán en Cisjordania

Netanyahu: No quiero un estado binacional pero tampoco a Irán en Cisjordania

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, rechazó hoy que la solución al conflicto palestino-israelí pase por un estado único binacional, pero se mostró contrario a que Cisjordania se convierta en plataforma para que Irán ataque Israel.

"No quiero un estado binacional pero no vamos a permitir un territorio (Cisjordania) a nuestro lado que esté controlado por Irán para atacar a Israel. Ya ha pasado en Gaza y el Líbano", manifestó el jefe del Ejecutivo israelí en una conferencia política celebrada hoy en Jerusalén.

Aludía a la evacuación unilateral de israelíes de la Franja de Gaza en 2005, territorio hoy controlado por el movimiento islamista Hamás, y a la retirada de tropas de una franja del sur libanés en 2000, zona donde se ha hecho fuerte la milicia chií Hizbulá.

Netanyahu acusó una vez más al presidente palestino, Mahmud Abás, de "rehusar negociar sin condiciones previas".

"Este es mi tercer mandato consecutivo y le estoy pidiendo negociar desde el primer día", afirmó.

Dijo que cualquier acuerdo futuro con los palestinos "deberá incluir un estado desmilitarizado y la supervisión de esa desmilitarización", que, insistió, debe quedar en manos de las fuerzas de seguridad israelíes.

"No tengo condiciones previas para las negociaciones pero al final, los palestinos tendrán que reconocer un estado judío", abundó.

El liderazgo palestino, por su parte, ha reiterado que sus demandas de que Israel suspenda la actividad colonizadora, entre otras, no son condiciones para ninguna negociación sino violaciones sistemáticas del derecho internacional que Israel comete.

Al mismo tiempo, el presidente palestino señala que la exigencia israelí de que Israel sea reconocido como Estado judío por los palestinos supone en sí mismo una condición y escollo al avance positivo de cualquier proceso de diálogo.

Netanyahu dijo que en la actualidad no se pueden dar pasos unilaterales a nivel político, pero que su país sí lo está haciendo "a nivel de seguridad y de la prosperidad de la gente".

En relación a la reciente directiva de Bruselas para que los productos procedentes del territorio ocupado por Israel en 1967 lleven un etiquetado que no les identifique como procedentes de Israel, aseguró que "la burocracia europea ha cruzado una línea roja".

"En el pasado reciente los productos judíos ya fueron marcados", declaró en clara referencia al Holocausto, y tachó la medida de "discriminación".

Al inicio de su comparecencia Netanyahu se guardó un minuto de silencio en solidaridad con los ataques en la capital francesa, tras lo que el primer ministro dijo "Jerusalén está hoy con París y con el pueblo de Francia (...) La bestia tiene un nombre, se llama islam radical".

Y trazó un paralelismo entre la situación que afecta a Francia y países europeos y la de Oriente Medio cuyas naciones, remarcó, "se están desintegrando: Siria, Irak, Libia, Yemen (...). Se trata de una lucha entre modernidad y medievalismo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha