eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nueva York relaja las reglas para quien porte pequeñas dosis de marihuana

- PUBLICIDAD -
Nueva York relaja las reglas para quien porte pequeñas dosis de marihuana

Nueva York relaja las reglas para quien porte pequeñas dosis de marihuana

Un ciudadano de Nueva York al que se le encuentre en posesión de una cantidad pequeña de marihuana ya no será arrestado, sino que será citado ante un juez con el fin de que se le impongan una multa, informaron hoy fuentes oficiales.

Las nuevas normas, que regirán a partir del 19 de noviembre, buscan reducir el "innecesario número de arrestos" por estos casos, que afectan en su mayoría a las comunidades afroamericana y latina, y a la vez concentrar los esfuerzos policiales en delitos mayores.

"Las comunidades negra y latina han sido desproporcionadamente afectada (por la política vigente). En algunos casos ha habido desastrosas consecuencias", afirmó el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, al anunciar las nuevas medidas.

Actualmente, a cualquier persona que se le encuentre en posesión de cualquier dosis de marihuana puede ser arrestada y por lo general, cuando la cantidad es pequeña, queda libre después de varias horas al considerarse que es un crimen menor, aunque deben comparecer posteriormente ante un juez.

Bajo las nuevas directrices, quien posea una cantidad igual o menor a 25 gramos de marihuana será citada ante la Justicia, donde se expone a recibir multa de 100 dólares si se trata de una primera ofensa o de 250 si es la segunda o posteriores.

Pero, con el nuevo sistema, la persona que sea citada ante el juez no será fichada por la Policía y la falta no tendrá registro en su historial criminal, siempre y cuando comparezca ante la Justicia, y en caso contrario sí se emitirá una orden de arresto.

Al dar a conocer las nuevas medidas junto con el alcalde, el jefe de la Policía de Nueva York, William Bratton, aclaró que sí será arrestada la persona que, aun cuando tenga una cantidad menor de 25 gramos de marihuana, esté fumándola en público.

También será arrestada si existe una orden de detención pendiente y, asimismo, el individuo será llevado a la comisaría si no cuenta con una identificación válida, y sólo cuando alguien más la presente quedará libre.

En su exposición, Bratton dijo que hasta este lunes la Policía de Nueva York había detenido este año a 24.081 personas por posesión de marihuana, al margen de la cantidad que portara.

No se dieron datos sobre cuántos de esos arrestos fueron por cantidades menores a 25 gramos.

Y con el fin de que los periodistas que asistían a la rueda de prensa tuvieran una mejor idea de cuánto abultan 25 gramos de marihuana, levantó con su mano una bolsa de plástico que, aclaró, contenía 25 gramos, pero de orégano.

Tanto el jefe policial como el alcalde insistieron en que la nueva política intenta evitar "innecesarios arrestos" y perjudicar a jóvenes que pueden perder oportunidades de empleo, de acceso a vivienda o de obtener créditos estudiantiles si son detenidos.

"Las vidas de muchos jóvenes neoyorquinos fueron arruinadas bajo reglas que estaban vigentes anteriormente", insistió De Blasio, en una breve declaración en castellano, como suele hacer cuando tiene que hacer anuncios importantes.

Las autoridades de Nueva York negaron que esas nuevas normas anticipen alguna intención de favorecer una legalización de la marihuana, a lo que tanto De Blasio como Bratton se oponen totalmente.

Ello a pesar de que en dos estados, Colorado y Washington, ya se aprobó legalizar la producción de marihuana, algo que, de momento, no está en la mente de Nueva York.

"Hay dos estados que han elegido dar ese paso. Hay algunos desafíos por delante. El resto del país debería analizar esto con cuidado. Tenemos que sacar lecciones de ello", dijo el alcalde de Nueva York.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha