eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Nueva condena para un agente de Pinochet que pedía ser excarcelado

- PUBLICIDAD -
Nueva condena para un agente de Pinochet que pedía ser excarcelado

Nueva condena para un agente de Pinochet que pedía ser excarcelado

El brigadier Miguel Krassnoff, un exagente de la dictadura chilena que demanda su excarcelación pese a que acumulaba hasta ahora penas de 386 años de prisión por diversas violaciones a los derechos humanos, recibió hoy una nueva condena en el caso de una detenida desaparecida.

En un fallo unánime, la II Sala Penal de la Corte Suprema de Chile ratificó contra Krassnoff una condena a siete años de prisión por el secuestro calificado (desaparición) de Mónica Llanca Iturra, de 23 años, funcionaria del Registro Civil, ocurrido el 6 de septiembre de 1974 en Santiago.

Además de Krassnoff fueron condenados en este caso el exsuboficial Basclay Zapata y el coronel de la Gendarmería (Servicio de Prisiones) Orlando Manzo, a cinco años y un día.

Llanca es una de las víctimas de la Operación Colombo, montada por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta del régimen dictatorial que entre 1973 y 1990 encabezó el general Augusto Pinochet (1915-2006), para encubrir en 1975 la desaparición de 119 prisioneros políticos, la mayoría pertenecientes al MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria).

Llanca fue secuestrada por un comando de la DINA desde el domicilio que compartía con su marido y su bebé de dos años y por testimonios de supervivientes se supo que estuvo en dos recintos de tortura y exterminio de la policía secreta, el último de ellos llamado Cuatro Álamos, donde se perdió su rastro.

En el aspecto civil, la Corte Suprema confirmó la resolución que condenó al fisco a pagar indemnizaciones de perjuicios por daño moral de cincuenta millones de pesos (unos 74.000 dólares) al hijo de la víctima y de veinte millones de pesos (29.000 dólares) a su marido.

El pasado martes, una comisión oficial de la Corte de Apelaciones de Santiago negó la libertad condicional de Miguel Krassnoff, que la solicitaba por haber mantenido buena conducta en los últimos meses en la prisión especial de Punta Peuco, donde cumplen condena los violadores de los derechos humanos.

Según la Comisión, Krassnoff "carece del comportamiento intachable" necesario para obtener el beneficio, ya que no reconoce como delitos sus crímenes y no muestra señales de arrepentimiento.

"Justifica su actuar en las necesidades de la época, muestra insuficiente conciencia del delito, del daño y del mal causado; solo reconoce circunstancialmente y de manera incompleta la autoría en los ilícitos sin evidenciar una auténtica necesidad de cambio en su actitud frente al ilícito", señala el informe.

Durante la dictadura de Pinochet, según cifras oficiales, unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos, mientras otros 33.000 fueron torturados y encarcelados por causas políticas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha