eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OCU detecta diferencias de hasta un 400 por cien en la compra-venta de oro

- PUBLICIDAD -

El precio que ofrecen los establecimientos de compra-venta de oro puede alcanzar diferencias de hasta un 400 por ciento, según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que asegura que en muchos establecimientos es posible regatear.

Para elaborar el estudio, la OCU acudió con varias piezas (dos anillos y unos pendientes de 18 quilates y una pulsera de 9 quilates, que suponían cinco gramos en total) a comercios de compra-venta (los que se anuncian como "Compro Oro"), a joyerías tradicionales, a establecimientos de segunda mano y a Montes de Piedad de 15 ciudades.

La oferta fue de entre 50 y 210 euros por la misma cantidad de oro, es decir, entre 12 y 47 euros por gramo de oro, y las diferencias se repitieron, en mayor o menor medida, en todas las ciudades.

Aunque no hay nada ilegal en ello pues la compra de oro es un mercado libre, la OCU ha advertido de que sí lo es el hecho de que los comercios no muestren el peso de la báscula y que, cuando lo hagan, el resultado no coincida con el real, ya que en el 97 por ciento de los casos pesaron de menos.

Las tiendas especializadas de compraventa de oro son los comercios de compra más comunes, pero, según los datos del estudio, son los que ofrecen precios medios más bajos, seguidos de las tiendas de segunda mano.

Además, muchos de ellos rechazan las piezas con un menor porcentaje de oro (9 quilates).

Las joyerías, por el contrario, ofrecen precios un poco más altos y también suelen ser más transparentes en su información de compra.

Para conocer el valor de venta de una pieza de oro hay que fijarse en el peso y la pureza.

De lo contrario, los ciudadanos se pueden llevar decepciones, ya que, por ejemplo, una pulsera de oro que se compró ayer por 500 euros, hoy puede valer solo 125, al tener que descontar el margen de ganancia del diseñador, del fabricante y de la joyería, además del del comprador.

Antes de intentar vender, la OCU aconseja pesar la joya en una balanza electrónica de cocina y comprobar su pureza.

La mayoría de las joyas vendidas en nuestro país llevan oro de 18 quilates, pero para asegurarse hay que buscar en el interior de la pieza una marca con tres números que indica su calidad (750 indica una pureza del 75 %, es decir, oro de 18 quilates).

Si la necesidad de dinero es puntual, la organización aconseja empeñar las joyas, ya que aunque se obtiene menos dinero se pueden recuperar pasado un tiempo pagando unos intereses.

Según el estudio, la mejor opción son los Montes de Piedad de las Cajas de Ahorros: el plazo de devolución es amplio (un año, prorrogable), los intereses limitados (9 % anual) y, si no se puede devolver el préstamo, pagarán la diferencia cuando vendan la joya.

Por el contrario, en las tiendas de compraventa, aunque ofrecen más dinero, sus préstamos suelen limitarse a un plazo de un mes y los intereses pueden ser exorbitantes (a partir de un 10 % mensual, que equivaldría a un 300 % anual).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha