eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OIM suspende temporalmente su actividad en las afueras de Mosul por seguridad

- PUBLICIDAD -
La OIM suspende temporalmente su actividad en las afueras de Mosul por seguridad

La OIM suspende temporalmente su actividad en las afueras de Mosul por seguridad

La OIM ha suspendido temporalmente por motivos de seguridad ciertas actividades en las instalaciones de emergencia en Al Qayara y en el campo de Haj Ali, situados a unos 60 kilómetros de Mosul, donde hay en marcha una fuerte ofensiva militar para liberar a la ciudad del Estado Islámico (EI)

El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) Joel Millman señaló hoy en rueda de prensa que la decisión de suspender algunas actividades y distribuciones en estos lugares se tomó el jueves ante un "empeoramiento temporal en el entorno de seguridad en el distrito de Al Qayara debido a brotes de violencia esporádicos, incluidos disparos".

"La situación en Al Qayara no es propicio para operaciones humanitarias", señaló a su vez en un comunicado el vicedirector de Operaciones y Emergencias de la OIM, Vincent Houver.

Ambos lugares de emergencia, que acogen a unos 79.000 iraquíes desplazados, fueron construidos por la OIM en cooperación con el Ministerio iraquí de Desplazamiento y Migración.

La organización ha reubicado a todos los trabajadores humanitarios no locales a Erbil, en el norte de Irak tras consultar al Consejo danés de Refugiados, que gestiona el campo en Al Qayara.

La OIM revisará la situación este domingo.

El Consejo danés, que también ha reubicado a su personal internacional mantiene una presencia reducida en el campo.

Otras organizaciones que trabajan en este lugar y en áreas próximas han tomado medidas similares.

Solo ocho de un total de 18 trabajadores de la OIM permanecen actualmente en el campo de Haj Ali

En la ciudad de Al Qayara rige aparentemente un toque de queda y por ello el equipo móvil de la OIM que trabaja en campos informales también ha suspendido temporalmente sus operaciones.

Pese a que la suspensión y la reubicación de personal es temporal, la medida tendrá "un impacto en los servicios que se proporcionan a los desplazados que viven en los campos y para aquellos que continúan huyendo de Mosul", reconoció Millman.

De acuerdo con el organismo, desde que comenzó la ofensiva militar en octubre pasado para liberar a Mosul del EI un total de 821.838 personas (136.973 familias) se han visto desplazados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha