eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ONE pide destinar el 50 por ciento de la ayuda a los países menos desarrollados

- PUBLICIDAD -
Mogherini espera "abordar las raíces" del drama migratorio con Ban Ki-moon

Mogherini espera "abordar las raíces" del drama migratorio con Ban Ki-moon

La organización ONE pidió hoy un nuevo plan de financiación para que todas las personas en el mundo puedan acceder a servicios de sanidad y educación básicos y para poner fin a la pobreza extrema en el mundo, al tiempo que instó a los líderes a destinar el 50 % de las ayudas a los países menos desarrollados.

En su informe "DATA 2015: poniendo primero a los más pobres" presentado hoy en Bruselas, el mismo día en que se reúne el consejo de Ministros de Desarrollo de la Unión Europea (UE), la organización afirma que si los nuevos Objetivos Globales que sucederán a los Objetivos del Milenio este año deben tener éxito, los líderes tienen que hacer un esfuerzo concertado hacia los países más desventajados.

De otra manera "se perderán vidas y se correrá el riesgo de revertir años de progresos en materia de desarrollo", sostiene ONE.

En su opinión la asistencia al desarrollo debería dirigirse a los más necesitados, destinando un 50 % a los países menos desarrollados y fijando calendarios para que los donantes alcancen el objetivo internacional de destinar el 0,7 % de la riqueza nacional bruta de la UE (GNI) a la ayuda al desarrollo.

La organización asegura que algunos donantes no cumplen sus objetivos para las ayudas al desarrollo y que el respaldo financiero para los países menos desarrollados baja.

Esos países, en los que viven muchas personas con solo 1,25 dólares al día (1,13 euros al cambio actual), "recibieron menos de un tercio de las ayudas (un 30,3 %) en 2014", señala la organización.

Ésta calcula que, si se hubiera aumentado esa proporción al 50 %, unos 26.500 millones de dólares (23.144 millones de euros) podrían haber ido en beneficio de las personas que más ayuda necesitan.

Por ello ONE insta a una ayuda mejor definida y vinculada a los ingresos nacionales mayores de los gobiernos en países desarrollados, a fin de financiar el acceso a servicios sociales básicos para todo el mundo hasta 2020.

"Con una brecha de financiación de 152.000 millones de dólares (137.959 millones de euros) para cubrir esas necesidades básicas en el mundo, incluidos 34.500 millones de dólares (31.313 millones de euros) en los países menos desarrollados, la conferencia sobre la financiación al desarrollo en julio en Addis Abeba será un momento fundamental para garantizar esos compromisos ambiciosos", señaló.

ONE considera que la ayuda al desarrollo debe tener un enfoque para niñas y mujeres, porque éstas sufren "penurias adicionales" e inversiones audaces en su apoyo son más efectivas para sacar a las comunidades de la pobreza.

La organización califica asimismo de esenciales inversiones en agricultura y energía, junto con medidas para luchar contra la corrupción, atajar flujos ilegales de dinero y aumentar la transparencia para que los ciudadanos puedan seguir el rastro de la ayuda desde su origen hasta su llegada y los resultados que genera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha