eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU confía aún en que Libia forme un Gobierno de unidad nacional

- PUBLICIDAD -
La ONU confía aún en que Libia forme un Gobierno de unidad nacional

La ONU confía aún en que Libia forme un Gobierno de unidad nacional

La ONU confía en avanzar hacia la solución al conflicto en Libia con la formación de un Gobierno de unidad nacional, un hito que podría estar muy cerca, según aseguraron hoy las autoridades del país norteafricano.

"La formación del Gobierno de acuerdo nacional es inminente, quizás antes de final de mes", aseguró ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el embajador libio, Ibrahim Dabbashi.

Las partes del conflicto llevan meses enfrascadas en la negociación de un acuerdo bajo los auspicios de la ONU, que el mes pasado anunció la conclusión del proceso.

El Ejecutivo de unidad propuesto, sin embargo, no ha logrado el apoyo de ninguno de los dos parlamentos rivales, ni del reconocido internacionalmente con sede en Tobruk, ni el considerado rebelde de Trípoli.

Pese a ese bloqueo, la ONU ha seguido insistiendo a las partes para que, con algunas modificaciones, acepten esa vía para sacar al país del atolladero en que se encuentra prácticamente desde la caída del régimen de Muamar el Gadafi.

"Los próximos días serán claves para el futuro de Libia", dijo hoy el enviado especial de la organización, Bernardino León, en su última comparecencia ante el Consejo de Seguridad.

León, que en los próximos días será sustituido por el alemán Martin Kobler, aseguró que los líderes libios tienen "una oportunidad única para llegar a un acuerdo político que libre al país y a su gente de más derramamientos de sangre y destrucción".

Según explicó, desde la propuesta de Gobierno que hizo hace tres semanas, la ONU ha estado en contacto con las partes para tratar de resolver los últimos escollos.

León aseguró que hay un "creciente respaldo" a la idea de aumentar el Consejo Presidencial propuesto en el acuerdo para mejorar su representatividad y equilibrio.

Sin embargo, representantes de los parlamentos rivales han estado reuniéndose desde hace dos meses al margen de la ONU con el objeto de construir un diálogo interlibio alternativo.

El papel de la organización, además, se ha visto afectado en las últimas horas por el nombramiento de León como director general de la Academia de la Diplomacia de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Hoy, el presidente del Parlamento de Trípoli, Nuri Abu Sahmain, expresó sus dudas sobre la "credibilidad" de León y sobre su gestión, dada su relación con el país árabe, al que su bando acusa de apoyar directamente a Tobruk.

León, en respuesta, dijo que su intención ha sido siempre tener una solución política incluyente y recordó que ello le ha valido críticas de todos los bandos, incluidas repetidas acusaciones de favorecer precisamente a las autoridades de Trípoli.

Además, urgió a los líderes del parlamento rebelde a escuchar a una mayoría de sus miembros, que quieren participar en el acuerdo impulsado por la ONU.

Los miembros del Consejo de Seguridad mostraron su total apoyo a las gestiones de León y a la formación de ese Ejecutivo de unidad como la única salida al conflicto.

También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó a través de su portavoz la labor del diplomático español y restó importancia a las acusaciones de parcialidad, que han ganado fuerza tras salir a la luz que negoció mientras estaba en el cargo con las autoridades emiratíes.

"El incansable trabajo del señor León para tratar de lograr un Gobierno de unidad nacional en Libia habla por sí solo", dijo el portavoz, Stéphane Dujarric.

Libia es un Estado fallido, víctima de la guerra civil y el caos, desde que en 2011 la comunidad internacional apoyara militarmente el alzamiento rebelde contra la dictadura de Al Gadafi.

Desde las últimas elecciones, el poder está dividido entre Tobruk y Trípoli, gobiernos a los que apoyan distintos grupos islamistas, señores de la guerra, líderes tribales y contrabandistas de armas, petróleo, personas y drogas.

Del enfrentamiento se aprovechan grupos yihadistas vinculados a la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y el autoproclamado Estado Islámico, que han ganado terreno y extendido su influencia al resto del norte de África.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha