eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU y la UA abogan por el control de la natalidad para impulsar el desarrollo

- PUBLICIDAD -
La ONU y la UA abogan por el control de la natalidad para impulsar el desarrollo

La ONU y la UA abogan por el control de la natalidad para impulsar el desarrollo

El Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU) y la Unión Africana (UA) apelaron hoy a los líderes mundiales -en especial de los países del Sur- a adoptar políticas de planificación familiar como herramienta fundamental de desarrollo.

Las políticas de contracepción son "lo más importante que se puede hacer para el desarrollo", aseguró el director ejecutivo de esta agencia de Naciones Unidas, Babatunde Osotimehin, en la III Conferencia Internacional sobre Planificación Familiar, que se inauguró hoy en Adis Abeba.

Este foro, el más importante celebrado sobre este tema hasta la fecha, reunirá a más de 3.000 personas -entre dirigentes políticos, expertos y activistas- hasta el próximo viernes en la capital etíope.

"Es el momento apropiado para conseguir logros", recordó el primer ministro de Etiopía y presidente de turno de la Unión Africana, Hailemariam Desalegn, a sus homólogos de los países del Sur durante la inauguración de la conferencia.

El primer ministro etíope animó a otras naciones a seguir el ejemplo de su país, Ruanda o Malaui para ampliar el acceso a la salud reproductiva, de la que están privadas en la actualidad 222 millones de mujeres en todo el mundo.

"Mejorar la salud en la maternidad es uno de los mayores desafíos a que nos enfrentamos", aseveró el jefe del Ejecutivo etíope, quien se mostró confiado en que el foro sirva de plataforma para alcanzar "puntos de vista efectivos" y estas políticas ocupen un lugar muy destacado en las agendas de los líderes de países emergentes.

La sede de la UA alberga la conferencia no por casualidad, ya que "la planificación familiar es clave para África en particular, porque es vital para el desarrollo", señaló la presidenta de la Comisión de la organización panafricana, Nkosazana Dlamini-Zuma, quien subrayó que "sin planificación familiar, África no podrá alcanzar su potencial".

Dlamini-Zuma incidió en que las políticas contraceptivas son "más que un asunto de género; son también un asunto económico, social y político".

En un continente donde gran parte de la población es joven, Dlamini-Zuma hizo un llamamiento a ese grupo: "Quiero decirle a los jóvenes que son el futuro, y debo decirles que se involucren".

En una rueda de prensa previa a la inauguración del foro, el director del FPNU subrayó los avances experimentados por los países en desarrollo en los últimos años en la aplicación de estas políticas, que deberán apoyarse en "un diálogo a 25 años vista".

Uno de los principales objetivos que habría que alcanzar en ese plazo -explicó Osotimehin- es "socializar a los niños y hacer que vean a las mujeres como compañeras".

A ese respecto, el máximo responsable del FPNU propuso que los países donantes sancionen a los gobiernos que mantienen en la impunidad a los instigadores de los matrimonios infantiles, celebrados entre menores de edad que, en algunos casos, apenas tienen 10 años.

Lo más productivo es, en su opinión, fomentar los lazos comunitarios e incrementar la financiación destinada a los contraceptivos, al tiempo que recalcó que "África necesita planificación familiar".

La Conferencia, organizada por el Gobierno de Etiopía y la Bill & Melinda Gates Foundation, comenzó hoy con el llamamiento generalizado de ministros y representantes de la sociedad civil a avanzar en el control de natalidad para amplificar sus efectos positivos en el desarrollo de los países pobres.

El uso de condones, inyectables y parches redundan a largo plazo en una mejor educación para las mujeres, en la salud infantil y en el crecimiento de las economías nacionales.

Así lo han comenzado a constatar países como Malaui, cuya ministra de Salud, Catherine Gotani, vinculó la extensión de estos métodos al 60 por ciento de la población al aumento en la inversión para estos recursos.

En la actualidad, 7,2 millones de menores se quedan embarazadas anualmente en el mundo, a edades en las que su cuerpo no está preparado para dar a luz, lo que provoca 79.000 defunciones al año o que 1,1 millones de bebés mueran en el parto.

Hasta el año 2020, los métodos anticonceptivos podrían evitar unos 100 millones de embarazos no deseados, según los organizadores de la reunión.

Desirée García

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha