eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU advierte a la oposición siria que las ejecuciones son crímenes de guerra

- PUBLICIDAD -

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtió hoy a los grupos de la oposición siria de que las ejecuciones y los asesinatos extrajudiciales violan el derecho internacional y pueden constituir crímenes de guerra.

"En las dos últimas semanas, hemos recibido información sobre la multiplicación de las ejecuciones en masa de civiles y combatientes que ya no participan en las hostilidades en Alepo, Idlib y Raqa por grupos armados de la oposición extremista, en particular el Estado Islámico de Irak y del Levante (ISIL)", dijo Pillay en un comunicado.

Aunque la cifra exacta "es difícil de verificar", la ONU ha recogido "informaciones creíbles de testigos que sugieren que numerosos civiles y combatientes en manos de grupos armados de la oposición extremista han sido ejecutados desde principios de año".

Según las informaciones en poder de la ONU, en la primera semana de enero hubo numerosas ejecuciones en Idlib y en Alepo, donde el día 8 se encontraron muchos cadáveres con las manos atadas y los ojos vendados en un hospital infantil que servía de base al ISIL -vinculado a Al Qaeda- hasta que tuvo que retirarse después de un ataque de otros grupos opositores.

Un testigo, interrogado por personal de la ONU, identificó al menos a cuatro activistas locales de medios de comunicación entre los muertos, así como combatientes de otros grupos opositores que habían sido capturados.

"Las informaciones que proceden de Raqa son más difíciles de verificar, pero resultan profundamente perturbadoras al relatar ejecuciones en masa del ISIL cuando se retiró de la ciudad, a principios de mes y cuando retomó el control esta semana", según Pillay.

La alta comisionada de la ONU recordó a todas las partes del conflicto que "el derecho internacional prohíbe en cualquier momento o circunstancia (...) los asesinatos en todas sus formas, las mutilaciones, los tratos crueles y torturas".

Tras recordar que la Convención de Ginebra estipula el "trato humano" de los detenidos, Pillay asegura que "Los incidentes recientes sugieren que ciertos grupos armados cometen ejecuciones cuando se ven obligados a abandonar sus bases y a los individuos bajo su custodia".

"Los informes recibidos son particularmente alarmantes dado el importante número de personas, incluidos civiles, que parecen estar en poder de los grupos armados de la oposición. La toma de rehenes está prohibida por el derecho internacional humanitario y también puede constituir un crimen de guerra", añadió.

Desde el pasado 3 de enero, una alianza de grupos rebeldes se enfrenta al ISIL en la mitad norte del país, debido a las violaciones cometidas por los yihadistas, según los insurgentes.

Casi 700 personas han muerto en los primeros nueve días de combates, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que asegura que entre esas víctimas figuran 21 civiles que el ISIL ejecutó en un hospital de Alepo y 32 rebeldes en varias provincias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha