eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ONU pide soluciones para poner fin a la crisis de los rohinyás en Birmania

- PUBLICIDAD -
La ONU pide soluciones para poner fin a la crisis de los rohinyás en Birmania

La ONU pide soluciones para poner fin a la crisis de los rohinyás en Birmania

La portavoz en Bangkok de la oficina regional del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Vivian Tan, pidió hoy al Gobierno birmano soluciones a largo plazo para la minoría musulmana rohinyá.

Al menos 74.000 rohinyás, una minoría apátrida perseguida en Birmania (Myanmar), han cruzado la frontera hacia Bangladesh desde el pasado octubre entre denuncias por supuestos abusos y violaciones cometidos por el Ejército birmano.

"Aún se encuentran en Bangladesh, alojados en campos y en aldeas", explicó a Efe Tan, quien agregó que otros 120.000 rohinyás se encuentran en campos de desplazados desde 2012 en el estado Rakhine, en el oeste de Birmania.

ACNUR publicó ayer, la víspera del Día Mundial del Refugiado (20 de junio), un informe mundial en el que cifró en 65,6 millones de personas los desplazados en su propio país o que sobreviven en una nación extranjera debido a conflictos o persecución.

Birmania, con 490.000 refugiados y 375.000 desplazados internos, se encuentra entre los diez países donde más personas han tenido que abandonar sus hogares.

Los rohinyás son unas de las minorías más perseguidas, ya que las autoridades birmanas no los reconocen como ciudadanos y son calificados por muchos como "inmigrantes bengalíes", aunque Bangladesh tampoco los admite como nacionales.

En 2012, al menos 160 personas murieron y más de 120.000 resultaron desplazados, en su mayoría rohinyás, debido a varios brotes de violencia sectaria.

Decenas de miles de rohinyás también han huido en peligrosos viajes por mar o carretera hacia países como Tailandia, Malasia o Indonesia.

Entre los pasados octubre y febrero, el Ejército birmano llevó a cabo una operación militar después de que insurgentes rohinyás asaltaran tres puestos fronterizos en Rakhine, donde viven alrededor de un millón de miembros de esta minoría.

La ofensiva desplazó a unos 20.000 rohinyás y al menos otros 74.000 han cruzado la frontera para acabar en campos de refugiados en Bangladesh.

El pasado marzo, el Gobierno birmano rechazó la comisión especial aprobada por la ONU para investigar los supuestos abusos, ejecuciones y violaciones denunciadas por los rohinyás durante la operación militar en Rakhine.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha