eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Hasta 60 países de OPAQ piden que el Consejo de Seguridad intervenga en Siria

- PUBLICIDAD -
Hasta 60 países de OPAQ piden que el Consejo de Seguridad intervenga en Siria

Hasta 60 países de OPAQ piden que el Consejo de Seguridad intervenga en Siria

Hasta 60 Estados parte de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) exigieron hoy en una declaración que el Consejo de Seguridad de la ONU tome "acciones apropiadas" contra Siria y el grupo terrorista Estado Islámico (EI) por su uso de este tipo de armamento.

"Todos los actores envueltos en ataques con armas químicas deben rendir cuentas", aseguró durante la XXI conferencia anual de la OPAQ, que concluyó hoy en La Haya, la embajadora de Canadá, Sabine Nölke, quien leyó la declaración conjunta en nombre de todos los países firmantes.

Entre ellos, todos los Estados de la Unión Europea, México, Australia, Japón, Turquía, Catar, Arabia Saudí o Estados Unidos.

El último país en sumarse al documento fue Bosnia esta misma tarde, confirmaron a Efe fuentes de la delegación canadiense.

La moción recordó los informes del Mecanismo Conjunto de Investigación (MCI), compuesto por delegaciones de la OPAQ y de Naciones Unidas, que señalaron recientemente tanto al Gobierno de Siria como al yihadista EI por haber utilizado armas prohibidas en el conflicto armado que asola el país.

Según estos documentos, fuerzas gubernamentales sirias usaron químicos tóxicos hasta en tres ocasiones entre 2014 y 2015, mientras que el EI estuvo implicado en un ataque con gas mostaza en la localidad de Marea en agosto de 2015.

Los países firmantes de la declaración conjunta reclamaron que los actores identificados por el MCI "cesen inmediatamente" el uso de sustancias prohibidas, e instaron al Consejo de Seguridad de la ONU a "abordar los hallazgos del Mecanismo de la OPAQ" para disuadir a las partes en conflicto de que vuelvan a emplear armas químicas.

La declaración estuvo lejos de alcanzar el pleno consenso, ya que menos de la mitad de los países parte de la OPAQ, 60 de 134, se adhirieron a ella.

Las delegaciones de Rusia, Irán, Cuba y la propia Siria intervinieron en la asamblea para mostrar su disconformidad.

El representante permanente adjunto de Rusia, Igor Vishnevetsky, calificó la declaración de "extremadamente dañina", que busca la "confrontación", y de "divisoria".

Dijo que, "sobre la base de evidencias débiles y poco convincentes", su país no podía "llegar a una conclusión significativa" sobre la "culpabilidad de las autoridades sirias".

Añadió que su delegación "está en contra de establecer divisiones en esta organización", y llamó a "hacer esfuerzos conjuntos en desarme y no proliferación".

"Parece que hay personas que simplemente nunca aprenden las lecciones de la historia", afirmó el representante ruso, quien recordó que en el pasado "algunos países" pidieron una intervención del Consejo de Seguridad de la ONU "asegurando que había evidencias convincentes e irrefutables de la posesión de armas de destrucción masiva por parte de otro país", refiriéndose a Irak.

"Las consecuencias son bien conocidas: intervención, derramamiento de sangre y caos", continuó el delegado, quien concluyó que "al final, todas esas acusaciones fueron infundadas".

"Ahora tenemos las conclusiones de tres o cuatro informes publicados en los medios que se han considerado como irrefutables evidencias" y "cualquier duda al respecto es simplemente rechazada", comentó.

El representante ruso terminó preguntándose qué pasaría si tienen razón esos países "que han expresado sus dudas" sobre la acusación realizada por los informes del MCI.

El embajador sirio para el Organismo Internacional de la Energía Atómica, Bassam Al-Sabbagh, también tomó la palabra y se mostró "extremadamente sorprendido" por la declaración conjunta impulsada por Canadá, diciendo que "algunos Estados continúan haciendo falsas acusaciones" contra su país.

Al-Sabbagh acusó a los países firmantes de "politizar el trabajo" de la OPAQ, "no siendo puramente técnicos y socavando la integridad de esta organización, poniendo su credibilidad en peligro".

Aseguró que las declaraciones contra su país "se hacen para desviar la atención del hecho de que grupos terroristas como Al Nusra o el EI están usando armas químicas en Siria".

El diplomático fue más allá y dijo que la declaración de Canadá está apoyada "por países que están implicados en el derramamiento de sangre en Siria" y que "apoyan a grupos terroristas, por lo que pierden toda credibilidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha