eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OSCE alarmada por el desacuerdo sobre la línea de separación entre Kiev y los rebeldes

- PUBLICIDAD -
Juncker hará su primera visita oficial fuera de la UE a Ucrania

Juncker hará su primera visita oficial fuera de la UE a Ucrania

La OSCE expresó hoy su preocupación por la falta de acuerdo entre las autoridades ucranianas y los rebeldes prorrusos para trazar una línea de separación entre ambos bandos en conflicto en el este de Ucrania.

"El alto el fuego no se respeta, se utiliza armamento pesado y el nivel de confianza mutua es muy bajo", dijo Alex Hug, el jefe de la misión de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) en Ucrania, tras la reunión de trabajo mantenida con representantes de Kiev y de los separatistas.

Hug subrayó que "existen algunas discrepancias sobre esa línea de 480 kilómetros", que ambas partes acordaron trazar en el Memorándum de Paz de Minsk, firmado el pasado 19 de septiembre.

Las principales diferencias radican en la capital homónima de la autoproclamada república popular de Donetsk y en la ciudad de Mariúpol (a orillas del mar de Azóv), sede del gobierno provisional de Donetsk leal a Kiev.

Además, tampoco hay acuerdo sobre la línea de separación en las localidades de Debáltsevo en la región de Donetsk y Schastia en Lugansk, según informan hoy los medios locales.

"Esto es un motivo para la inquietud. Para establecer la línea de seguridad, antes hay que lograr que se respete la tregua", dijo Hug, quien agregó, no obstante, que el hecho de que representantes de ambas partes se sienten a la mesa de negociaciones "insufla optimismo".

El diplomático suizo destacó que uno de los principales puntos de los acuerdos de Minsk -el repliegue del armamento pesado de una zona de seguridad de 30 kilómetros- depende directamente de otros factores, como el respeto del alto el fuego y el acuerdo de una línea de separación.

Kiev y los separatistas han acordado volver a reunirse en breve, agregó Hug, quien destacó la voluntad de la OSCE de incrementar hasta 500 el número de observadores en Ucrania, de los que 350 serían desplegados en la zona de conflicto.

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, reafirmó hoy su apego a los acuerdos de Minsk, pese a las elecciones celebradas el domingo por los separatistas en las zonas controladas por los rebeldes en Donetsk y Lugansk, condenadas por Kiev y Occidente.

"Hemos empleado demasiados esfuerzos y tiempo en alcanzar esos acuerdos, y no podemos permitirnos desecharlos", dijo Poroshenko durante una conversación telefónica con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry.

Además, propuso reanudar las negociaciones para el arreglo pacífico en el llamado formato de Ginebra (Ucrania, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia) a nivel de ministros de Exteriores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha