eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OTAN y Rusia mantienen profundos desacuerdos por la crisis ucraniana

- PUBLICIDAD -
La OTAN y Rusia mantienen profundos desacuerdos por la crisis ucraniana

La OTAN y Rusia mantienen profundos desacuerdos por la crisis ucraniana

La OTAN y Rusia constataron hoy que siguen manteniendo "profundos desacuerdos" en lo que se refiere a la crisis separatista en el este de Ucrania, durante su tercer Consejo del año, en el que no entraron a evaluar la situación crítica en la que se encuentra el conflicto en Siria.

Durante la reunión, de embajadores, los aliados también expresaron hoy a Moscú su "preocupación" por el "uso excesivo" de ejercicios rápidos, que consideran un factor que "desestabiliza y no mejora" el clima de seguridad.

"Tuvimos una franca y sustancial discusión sobre asuntos de importancia para nuestra seguridad común", indicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en un videocomunicado al término de la reunión de los embajadores de la Alianza y de Rusia.

El político noruego reconoció que "mantienen profundos desacuerdos" sobre la crisis ucraniana, aunque destacó que, "en tiempos de tensión, el diálogo es más importante que nunca".

"Así que seguimos comprometidos con el diálogo. Y seguiremos manteniendo abiertos los canales de comunicación", declaró.

Stoltenberg pidió que "todos los firmantes" de los acuerdos de Minsk para pacificar el este de Ucrania "cumplan plenamente con sus compromisos".

Los aliados también instaron a Rusia a utilizar su "considerable influencia" sobre los separatistas para "que cumplan totalmente sus compromisos".

"La situación en el este de Ucrania sigue suscitando profunda preocupación", señaló Stoltenberg, quien recordó que las violaciones del alto el fuego en la zona "han alcanzado niveles de récord en los últimos meses".

Tampoco se han retirado las armas pesadas, como estipulan los acuerdos de paz de Minsk, mientras que los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) "se han convertido en objetivos de forma reiterada", denunció.

Otro asunto que abordaron los embajadores de la OTAN y de Rusia fue la situación en Afganistán y la amenaza del terrorismo en la región.

En ese apartado abordaron "cómo los terroristas del Estado Islámico están avanzando" hacia zonas como Oriente Medio, sin entrar a evaluar la situación en Siria, dijeron a Efe fuentes aliadas, a pesar de la gravedad de la situación en la norteña Alepo y las dificultades para evacuar a los civiles que permanecen en esa ciudad rebelde asediada por efectivos sirios apoyados por Rusia.

El Consejo OTAN-Rusia sí consideró que "sigue siendo crucial apoyar a las fuerzas afganas para que proporcionen seguridad al país", según Stoltenberg.

"Todos los actores exteriores deben tener un papel constructivo a la hora de apoyar al Gobierno de unidad nacional para estabilizar Afganistán", comentó.

Las partes también abordaron la transparencia de sus actividades militares y la posibilidad de reducir riesgos, y los aliados expresaron "preocupación particular sobre el uso excesivo de ejercicios rápidos" por parte de Moscú.

"Están desestabilizando y no mejoran el clima general de nuestras relaciones", indicó Stoltenberg, quien agregó en ese contexto que "muchos en la mesa pidieron que los miembros del Consejo OTAN-Rusia contribuyan" a actualizar el documento de Viena de la OSCE sobre ejercicios y actividades militares.

El secretario general aliado destacó que "comportarse de manera responsable y predecible reduce el riesgo de malentendidos, errores de cálculo y una escalada no intencionada de la tensión".

La última vez en que se reunió el Consejo OTAN-Rusia fue en julio pasado, y en aquella ocasión se trató del segundo encuentro de esas características desde el del 20 de abril, cuando volvieron a sentarse a la mesa las dos partes tras casi dos años de fricciones a causa del conflicto ucraniano.

La Alianza suspendió su cooperación práctica con Moscú tras su anexión de Crimea (marzo de 2014), pero ha mantenido siempre abiertos los canales para el diálogo político.

"Los aliados y Rusia mantienen puntos de vista diferentes. Y nuestra reunión no indica que volvamos a hacer las cosas como siempre. Pero sin hablar no podemos resolver nuestras diferencias y mejorar la comprensión mutua", resumió Stoltenberg.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha