eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OTAN decide extender su presencia en Afganistán y sigue preocupada por Ucrania

- PUBLICIDAD -
La OTAN decide extender su presencia en Afganistán y sigue preocupada por Ucrania

La OTAN decide extender su presencia en Afganistán y sigue preocupada por Ucrania

Los ministros de Exteriores de la OTAN acordaron hoy seguir en Afganistán cuando concluya la actual misión aliada de asesoramiento y mostraron su preocupación por las "violaciones del alto el fuego" por parte de "separatistas respaldados por rusos" que siguen ocurriendo en el este de Ucrania.

"Hoy tomamos una decisión principal que muestra que seguimos comprometidos con Afganistán. Acordamos mantener una presencia en Afganistán, incluso después de nuestra actual misión 'Apoyo decidido'", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la primera jornada de una reunión ministerial de dos días en la localidad turca de Antalya (sur).

Los aliados celebraron una sesión de trabajo con los socios que participan en "Apoyo decidido" -la misión que tomó el relevo el pasado 1 de enero de la misión de combate ISAF- y acordaron iniciar a su término una nueva etapa que, "a diferencia de las anteriores, estará liderada por civiles" aunque tendrá "un componente militar".

Las autoridades civiles y militares de la OTAN desarrollarán para el próximo otoño un plan sobre esa futura presencia aliada en suelo afgano, que "asesorará e instruirá a las instituciones de seguridad para ayudarles a ser autosuficientes", dijo Stoltenberg.

"Hoy hemos recibido garantías de todos los miembros de la OTAN de que la asistencia continuará (...) En los próximos años seguirán junto al pueblo afgano y reforzando a las fuerzas de seguridad afganas", aseguró el ministro de Exteriores de Afganistán, Salahuddin Rabbani, que participó en la reunión.

Fuentes aliadas informaron a Efe de que los ministros han decidido iniciar una "misión nueva" de apoyo, con una cantidad de efectivos más reducida que los 12.000 miembros actuales, una vez concluya "Apoyo decidido".

También EEUU, que además de contribuir con fuerzas a "Apoyo Decidido" mantiene su misión antiterrorista en Afganistán, anunció en marzo pasado que ralentizará el ritmo de retirada de sus soldados de ese país, aunque mantiene como fecha límite finales de 2016.

Según dijeron las fuentes aliadas, la nueva operación de la OTAN tendrá tareas similares de asesoramiento y asistencia a las fuerzas afganas, aunque estará centrada básicamente en los ministerios en Kabul en lugar de trabajar estrechamente con el Ejército y la Policía afganos.

Los ministros participaron también en una comisión OTAN-Ucrania con su colega ucraniano, Pavló Klimkin, con quien firmaron una declaración conjunta en la que denunciaron que sigue habiendo "violaciones del alto el fuego" en Ucrania oriental por parte de separatistas apoyados por Rusia, así como el uso de armas pesadas, lo que "contradice los acuerdos de Minsk" de febrero pasado.

"Estamos profundamente preocupados por las declaraciones de los líderes rusos sobre el posible futuro posicionamiento de armas nucleares y sus sistemas de entrega en Crimea, lo que podría ser desestabilizador", añadieron, aludiendo a la península anexionada por Rusia en marzo de 2014.

Condenaron "firmemente el continuo y amplio desarrollo militar" ruso en esa península ucraniana "anexionada ilegalmente" por Moscú.

Por otra parte, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, informó a sus homólogos sobre sus entrevistas el martes con el presidente ruso, Vladímir Putin, y su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, en Sochi (sur de Rusia).

Subrayó que ha llegado un "momento crítico" en la crisis en el este de Ucrania para que Rusia y los separatistas cumplan plenamente los acuerdos de paz de Minsk y consideró que "es una oportunidad para que el conflicto encuentre el camino de la solución".

En opinión del secretario de Estado español de Asuntos Exteriores, Ignacio Ybáñez, las palabras de Kerry muestran que Moscú "está cambiando el tono", aunque dejó claro que debe "pasar de las palabras a los hechos" para que la Unión Europea (UE) y EEUU le levanten las sanciones impuestas por su papel en la crisis ucraniana.

Los ministros concluirán mañana su reunión con una sesión a Veintiocho en la que abordarán las amenazas a su seguridad en sus fronteras oriental y meridional, ésta última desestabilizada por la acción de los terroristas del Estado Islámico en Siria e Irak pero también por la crisis en Libia y el drama migratorio en el Mediterráneo.

"La OTAN tiene que estar preparada para, en el momento en que pueda ser útil, cooperar", indicó Ybáñez, quien precisó que en todo caso la Alianza no ha recibido una petición de participar en las operaciones contra la inmigración ilegal en el Mediterráneo que prepara la UE, sobre las que mañana informará a los aliados de primera mano la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.

Por Rosa Jiménez e Ilya Topper

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha