eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Obama culmina sin grandes compromisos su gira latinoamericana

- PUBLICIDAD -
Obama culmina sin grandes compromisos su gira latinoamericana

Obama culmina sin grandes compromisos su gira latinoamericana

El presidente de EEUU, Barack Obama, finalizó hoy en Costa Rica una gira latinoamericana que le llevó también a México y que ha estado exenta de grandes compromisos y dominada por el comercio, la seguridad y su optimismo en que la reforma migratoria en su país saldrá adelante este año.

Funcionarios de la Casa Blanca ya habían adelantado a Efe que no habría grandes anuncios durante el viaje y así ha sido, más allá de que Obama ha prometido más cooperación tanto con México como con Centroamérica en seguridad y se ha centrado en subrayar que los lazos económicos de EEUU con ambas partes deben ser más fuertes y ampliarse.

"Juntos podemos lograr más". Ése ha sido el principal mensaje de Obama para toda Latinoamérica en general en su primera visita a la región de su segundo mandato.

El viaje, de apenas dos días, comenzó el jueves en México con una reunión con su homólogo de ese país, Enrique Peña Nieto, en la que ambos acordaron crear un Diálogo Económico de Alto Nivel centrado en "promover la competitividad, productividad y conectividad", así como en "fomentar el crecimiento económico y la innovación".

La primera reunión de ese Diálogo Económico se realizará en el otoño boreal, será a nivel ministerial y en el proyecto se implicará directamente el vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

Fue el acuerdo de más calado anunciado, junto con la formación del Foro Bilateral para la Educación Superior, Innovación e Investigación, que deberá reunirse también este año.

Obama también reconoció en la capital mexicana la responsabilidad de su Gobierno en la lucha contra el narcotráfico, dado que EEUU es uno de los mayores mercados de consumo de drogas y el origen de muchas de las armas que pasan ilegalmente hacia su vecino del sur.

En alusión al cambio de estrategia contra los narcos impulsado por el Gobierno de Peña Nieto, Obama dejó claro que EEUU nunca ha "dictado" ni lo hará la política de seguridad de México y que la cooperación bilateral en esta materia se seguirá profundizando.

Hay una relación de "respeto mutuo", y de igual a igual, tanto con México como con las naciones centroamericanas, en palabras de Obama.

El hilo conductor de la gira ha sido destacar que la cooperación en seguridad sigue siendo importante, pero también que es fundamental que eso no opaque las "enormes oportunidades" para mejorar la colaboración en asuntos como el comercio y la inmigración.

Ya en San José, a su llegada a Costa Rica el viernes, el mandatario se comprometió con un enfoque "regional" para la lucha antidrogas en Centroamérica, que no pasará por la militarización.

EEUU, a través de la Iniciativa Regional para la Seguridad en Centroamérica (CARSI, en inglés), ha destinado 496 millones de dólares desde 2008 para combatir la inseguridad en esta región y el Gobierno de Obama ha solicitado 161,5 millones más para el año fiscal 2014, según detalló hoy la Casa Blanca.

Además, en los últimos tres años el Gobierno de Obama ha invertido más de 31.000 millones de dólares en la reducción de la demanda de drogas en EEUU.

"Es muy importante que nuestra relación no esté definida solo por el problema de las drogas". En eso ha querido insistir Obama en su encuentro con la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y en su cena de trabajo del viernes con los mandatarios del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y de la República Dominicana.

Pero la gira también ha servido para poner de manifiesto, una vez más, la confianza de Obama en que la reforma migratoria en EEUU, a debate actualmente en el Senado del país, saldrá adelante este año.

El sistema de inmigración actual en EEUU "no refleja nuestros valores", afirmó Obama en México al defender la necesidad de aprobar esa reforma migratoria y su decisión de suspender el año pasado las deportaciones de cientos de miles de jóvenes indocumentados que llegaron a su país cuando eran niños.

Además, en este viaje al presidente se le ha visto un poco más suelto intentando hablar en español.

En un discurso ante jóvenes en México intercaló varias frases breves en español y en Costa Rica lo practicó con un grupo de escolares con los que se tomó varias fotos.

Como "padre orgulloso", Obama admitió en México que el español de su hija mayor, Malia, "va bastante bien". Ella "es más inteligente que yo", puntualizó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha