eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ochenta piezas reconstruyen el personal mundo creativo de Blanca Muñoz

- PUBLICIDAD -

La nave central situada bajo la gran bóveda de pavés de la sala de exposiciones Alcalá 31 es el espacio ideal para mostrar el personal mundo creativo de la escultora Blanca Muñoz, a la que la Comunidad de Madrid dedica una gran exposición retrospectiva.

Cerca de ochenta piezas, fechadas desde los años 90 hasta la actualidad, entre grabados, maquetas, grandes esculturas y joyas, reconstruyen el universo de la escultora madrileña, Premio Nacional de Grabado y una de las artistas españolas más destacadas del panorama artístico actual.

Como una navegación por este universo se ha planteado la exposición la comisaria Patricia Reznak, arquitecta y directora artística de la firma Grassy para la que Blanca Muñoz ha diseñado varias joyas, once de las cuales se pueden contemplar en un pequeño espacio diseñado a modo de urna en el que, en la oscuridad, resaltan las piezas.

Bajo el título de "Circunnavegación", la muestra se inicia con "Candombe", pieza de gran formato de 2009 en la que la artista trabajó por primera vez con la chapa perforada en azul, color presente en muchas de sus obras.

"Su búsqueda del cielo profundo hace que el azul sea fundamental en su obra", comentó la comisaria, mientras que la artista destacó las resonancias musicales que para ella tiene esta pieza, así como su pretensión de que la escultura al rodearla "tenga algo de cinético, por su relación con la luz".

Interesada en la idea de proyección astral, la escultora madrileña se ha situado a lo largo de su trayectoria en el campo de la ciencia y la astrofísica, con unas piezas en las que se une lo geométrico con lo lírico, el arte con la ciencia.

Junto a esta pieza se muestran varios grabados que remiten a los inicios de Blanca Muñoz, con una obra que mereció el Premio Nacional de Grabado en 1999. En ellos se refleja la tendencia de la artista hacia la tridimensionalidad, lo que le llevó a utilizar varillas de acero inoxidable que salen físicamente del soporte.

La interrelación entre las diferentes formas de expresión artística esta muy presente en la obra de Muñoz, para quien sus obras "se están continuamente retroalimentando".

Ejemplo de ello es "Rompecabezas I", de 2007, una gran "alfombra de mármol" que dio lugar al grabado "Crisantemo" de 2008. Esta alfombra está realizada en un mármol azul procedente de Brasil que refleja también cómo "su búsqueda de materiales le ha abierto nuevos caminos", destacó Patricia Reznak, quien en el montaje de la exposición no ha seguido planteamientos cronológicos.

Para la comisaria especial importancia tiene en la exposición el espacio que ha denominado "Esquina de Londres", en el que se muestran las pequeñas y delicadas maquetas construidas durante la estancia de la artista en esta ciudad, a finales de los años 90. Algunas de ellas fueron el proyecto de grandes esculturas y otras reproducidas en formato digital, como el grabado "Campos magnéticos".

"Cueva de Montesinos", en un formato inferior al original, que por sus dimensiones no ha podido ser introducido en la sala, es otra de las piezas que resaltan en la exposición. De tubo de acero inoxidable y chapada en azul intenso y plata, destacan las formas curvilíneas de esta pieza, que recuerdan las formas florales.

En el fondo del patio central de la sala de exposiciones se ha situado un gran estrado en el que se exhiben importantes esculturas de diferentes épocas.

Todas estas piezas adquieren una vida diferentes cuando se contemplan desde los pasillos laterales del primer piso, en cuyo eje centra se ha situado "Fauno", pieza en mármol azul.

Estos espacios se han llenado de formas etéreas que apenas dan sensación de tener gravedad, muchas de las cuales se han situado en las paredes, creando juegos de luces y sombras. Entre estas piezas se encuentran varios proyectos de obras escultóricas a gran escala, así como una proyección con imágenes de esas grandes esculturas en su ubicación final.

Con esta exposición, que permanecerá abierta hasta el 14 de abril, la Comunidad de Madrid "abre el curso expositivo", según señaló la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, quien manifestó su deseo de que exista un equilibrio "y no sea solo la capital quien tenga el protagonismo artístico" en la comunidad.

Mila Trenas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha