eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Oficialista Moreno dice que quiere gobernar Ecuador con la gente

- PUBLICIDAD -
Oficialista Moreno dice que quiere gobernar Ecuador con la gente

Oficialista Moreno dice que quiere gobernar Ecuador con la gente

El candidato oficialista a la presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, aseguró hoy que si gana las elecciones dialogará con los diferentes sectores sociales en busca de acuerdos e incluirá "a los seres humanos en las decisiones" de su gobierno.

Si llega a la presidencia, dijo, aplicará diferencias de estilo en su ejecución política con relación a la del actual mandatario, Rafael Correa, pero sobre todo estableció diferencias respecto a su contendiente, el opositor Guillermo Lasso.

El candidato del movimiento oficialista Alianza País (AP, izquierda) se medirá el 2 de abril en segunda vuelta electoral a Lasso, candidato de CREO (centro derecha). Ambos buscan suceder en la jefatura del Estado a Correa, quien dejará el poder en mayo, tras gobernar Ecuador durante diez años.

En un encuentro con corresponsales extranjeros en Quito, Moreno resaltó el avance alcanzado en esos diez años por Ecuador, cuya "autoestima estaba en el piso" y hoy cuenta con buenas carreteras, energía y servicios de salud y educativos de calidad, indicó.

Marcó una línea clara de separación entre él y Lasso, de quien criticó sus intenciones privatizadoras en diversos ámbitos, como la educación y la salud, pero también "el comportamiento político".

"Yo no ofendo", dijo Moreno, quien rechazó las "injurias y diatribas" para obtener réditos políticos, así como los retos de su contendiente por medio de mensajes del tipo "afuera te espero", que se toma como "broma de mal gusto", comentó.

La política "no es fea", según Moreno, quien la definió como "el arte de servir a la sociedad", aunque el concepto "ha sido prostituido". "Pero tengo fe en que lo vamos a rescatar", matizó.

El candidato invitó a los inversores extranjeros a llevar sus proyectos a Ecuador, donde "ya hay seguridad jurídica", defendió la explotación petrolífera y la actividad minera bajo estándares internacionales, y aseguró que en su eventual gobierno se detendrá toda actividad que afecte a las reservas naturales o a los recursos hídricos.

Sobre la explotación de crudo en el Parque Nacional Yasuní, reserva de la biosfera en la Amazonía ecuatoriana, Moreno dijo que seguirá adelante a menos que se encuentre una alternativa mejor para obtener los recursos económicos que proporciona.

La extracción de crudo en esa zona comenzó al no prosperar una propuesta del Gobierno para dejarlo bajo tierra a cambio de una compensación de la comunidad internacional, lo que la hubiese preservado y evitado la expulsión a la atmósfera de 407 millones de toneladas de dióxido de carbono derivado de su combustión.

Moreno indicó, no obstante, que si se plantease una propuesta viable para no continuar con la extracción se podría consultar con la ciudadanía, pues reiteró su intención de "acudir a la opinión ciudadana" cuantas veces sea necesario.

Consideró también que, ante el "fin de la época petrolera", Ecuador debe desarrollar el turismo, que permitiría aprovechar su potencial como país "mega diverso", y apostó por políticas para aumentar el número de visitantes, que en la actualidad equivale al 10 % de la población.

El candidato oficialista resaltó además posibilidades comerciales que su país puede explotar, como el incremento de ventas internacionales de banano, cacao fino de aroma, camarón, rosas, atún, "papa chola" y productos orgánicos, entre otros.

"La curva de la economía empieza a enderezarse", manifestó al subrayar que el endeudamiento ecuatoriano, que estimó en un 26,7 % del Producto Interno Bruto (PIB), está dentro de los márgenes permitidos y auguró un crecimiento económico del 1,4 % para 2017.

Moreno indicó que si llega al poder utilizará algo más de 2.000 millones de dólares del presupuesto estatal para financiar sus proyectos gubernamentales, principalmente el programa "Toda una vida", uno de sus grandes ejes de campaña, que plantea diferentes líneas de acción para garantizar derechos sociales al ciudadano desde su nacimiento hasta la vejez.

Y reveló que 1,5 millones de ciudadanos se han registrado para los programas de su eventual gobierno, entre ellos "Casa para todos", que ofrece construir 325.000 viviendas, de las que 191.000 serían sin costo para personas de escasos recursos y el resto para quienes puedan pagar cuotas mensuales de entre 40 y 60 dólares.

Con ello, dijo, se dinamizará la economía al crearse 136.000 empleos en sectores directa o indirectamente ligados a la construcción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha