eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Once acusados de comercializar vieiras intoxicadas de Ferrol niegan su venta

- PUBLICIDAD -
Once acusados de comercializar vieiras intoxicadas de Ferrol niegan su venta

Once acusados de comercializar vieiras intoxicadas de Ferrol niegan su venta

Once acusados por la presunta comercialización de vieiras intoxicadas extraídas de la ría de Ferrol en 2011 han negado hoy, ante el juzgado de lo Penal número uno de Ferrol, la venta de este marisco, aunque varios de ellos han reconocido que lo adquirían para su consumo privado.

Debido a la cantidad de encausados y a la falta de espacio en los juzgados de Ferrol, la sala de la sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido hoy este proceso, que se desarrollará hasta el viernes.

Los acusados son ocho hosteleros, dos furtivos y un transportista por unos hechos ocurridos entre febrero y junio de 2011, cuando se detectaron 1.300 unidades de vieiras, que pesaban unos trescientos kilogramos, en mal estado.

La Fiscalía acusa a estas once personas de un presunto delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de géneros corruptos, por el que solicita diferentes penas de entre dos y tres años de prisión.

Tan solo el último de los diez procesados ha respondido a preguntas de la fiscal, pues el resto ha preferido contestar únicamente a sus abogados, y los dos primeros han sido los supuestos furtivos.

El primero, que ha permanecido esposado durante toda la sesión, ha dicho que es armador y que ni se dedica a la extracción de productos del mar ni se le incautó nunca ningún tipo de marisco, un argumento que también ha mantenido el segundo imputado, un extrabajador de Navantia que entonces estaba en paro.

Durante su turno, el supuesto transportista ha declarado que era albañil y que nunca se dedicó a comercializar marisco, por lo que descarta las tesis del Ministerio Público.

Los siguientes acusados están vinculados a diferentes restaurantes de A Coruña, Santiago de Compostela, Ferrol y Bergondo como responsables o empleados que también han mantenido su inocencia.

Varios de ellos han asegurado que nunca adquirieron mercancía para sus establecimientos, aunque en dos casos sí han reconocido que compraban vieiras para consumirlas en sus hogares, en cantidades que rondaban las dos o tres decenas, junto a sus familias, así como otro tipo de marisco.

Una de las procesadas ha dicho que en su establecimiento todas las vieiras que se compraban se adquirían en el mercado de abastos con factura y que no conocía a ninguno de los supuestos comercializadores.

El último procesado, que sí ha respondido a preguntas de la Fiscalía, ha reconocido que en una ocasión compró veinticuatro vieiras, la cantidad que se le incautó, que había adquirido para celebrar su cumpleaños junto a su familia, de doce miembros.

En su local se mueven unas 250 vieiras al día, una cantidad que aumenta los fines de semana, y en veintisiete años "nunca" ha habido ningún caso de intoxicación, ha recalcado, por lo que ha descartado su vinculación con el caso.

La Fiscalía solicita, para las personas vinculadas a la hostelería, dos años de prisión, una multa de doce euros al día durante seis meses -algo más de 2.000 euros- y cinco años de inhabilitación especial para cualquier profesión o industria relacionada con el marisqueo o la comercialización de marisco.

Pide una pena similar para el supuesto transportista, aunque reduce la cantidad de la multa a nueve euros al día, por lo que tendría que abonar algo más de 1.500 euros.

En el caso de los dos supuestos furtivos, aumenta a tres años la petición de cárcel, mantiene los cinco años de inhabilitación y la multa sería de nueve euros al día durante nueve meses, que suma unos 2.500 euros.

Los hechos imputados son la extracción de vieiras en la ría de Ferrol mediante inmersión submarina, una práctica prohibida, y su comercialización a sabiendas de que poseían la toxina amnésica ASP, que la Fiscalía dice que "entraña graves riesgos para la salud humana".

En concreto, está permitido un máximo de veinte miligramos por kilo y en las unidades detectadas había entre 20,7 y 27,4 salvo en 94 de ellas, en que la cantidad subía hasta los 57,5 miligramos.

"La intoxicación por ácido domoico en el hombre puede provocar desde transtornos gastrointestinales -náuseas, vómitos, diarreas o dolores abdominales-, hasta transtornos de tipo neurológico tales como dolores de cabeza, confusión, debilidad, somnolencia, vértigo, pérdidas de memoria y, en casos severos, la muerte", dice el Ministerio Fiscal en su escrito.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha