eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PCCh pide a su cúpula que denuncie las infracciones de sus camaradas

- PUBLICIDAD -
El PCCh pide a su cúpula que denuncie las infracciones de sus camaradas

El PCCh pide a su cúpula que denuncie las infracciones de sus camaradas

El Partido Comunista de China (PCCh) ha pedido en dos nuevos documentos sobre normas de disciplina que los miembros del Comité Central (el tercer órgano de poder de la formación) denuncien las eventuales infracciones de sus camaradas.

Se trata de parte del contenido de estos documentos, aprobados la pasada semana durante el llamado Sexto Plenario del Comité Central del PCCh (su reunión más importante del año), y que la formación está divulgando de forma paulatina.

En particular, el PCCh pide que los más de 350 miembros del Comité Central (por detrás, jerárquicamente, del Politburó -25 componentes- y el todopoderoso Comité Permanente -de 7 actualmente-) revelen las "violaciones de disciplina" del prójimo, eufemismo para referirse a la corrupción.

"Para informar de ello, envíen una carta firmada con su nombre (real) al Comité Permanente del Politburó o a la Comisión Central para la Inspección de Disciplina (organismo encargado de combatir la corrupción)", reza la normativa.

Los documentos fueron elaborados por el vicepresidente y jefe de "ideología" del PCCh, Liu Yunshan (salpicado por los "papeles de Panamá"), y el conocido como "zar" anticorrupción y mano derecha del presidente Xi Jinping, Wang Qishan, desde enero de 2014, publica hoy el diario South China Morning Post.

Fue el propio Xi quien encomendó a ambos altos cargos la redacción de las nuevas normativas bajo su supervisión.

Divididas en doce partes, las normas ponen el acento en la consolidación de ideales y creencias básicas del Partido, la salvaguarda de la autoridad del Comité Central y el mantenimiento de relaciones próximas con el pueblo, entre otros asuntos.

Además de las normas, el PCCh aprobó en el plenario proclamar a Xi "líder central" de la formación, equiparando su poder al de mandatarios históricos como Mao Zedong o Deng Xiaoping.

Xi, que ha emprendido con mano de hierro una campaña anticorrupción -teledirigida hacia sus enemigos políticos, según muchos analistas- desde su llegada al poder en 2013, se blinda así de cara a un relevo en los principales órganos, incluido el Comité Permanente, que tendrá lugar en 2017.

Según algunos analistas, las nuevas normativas y su título de "líder central" son nuevas herramientas de Xi para blindar su poder y promover a sus aliados, mientras continúa utilizando la campaña anticorrupción como arma disuasoria contra sus oponentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha