eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PMA alerta de "punto crítico" en campamentos de rohinyás en Bangladesh

- PUBLICIDAD -
La ONU eleva a 290.000 rohinyás llegados a Bangladesh y pide 77 millones de dólares

La ONU eleva a 290.000 rohinyás llegados a Bangladesh y pide 77 millones de dólares

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) alertó hoy de que los campamentos de rohinyás en Bangladesh han alcanzado un "punto crítico" y estima que el número de llegadas podría superar las 300.000 que se esperaban hasta ahora.

Las instalaciones y recursos en los campos de refugiados del suroeste bangladesí, adonde ya han llegado 290.000 rohinyás en las últimas dos semanas, "no son suficientes y, por el contrario, están de hecho en un punto crítico", indicó a Efe la portavoz del PMA en el país Maherin Ahmed.

Según la fuente, las agencias de la ONU cuentan con que unos 300.000 miembros de la minoría musulmana lleguen en total al país huyendo de la violencia en el estado birmano de Rakhine, pero advierte de que "la estimación puede ahora aumentar".

En cuanto al estado de los recién llegados, Ahmed afirma que "todos" están hambrientos y que muchas mujeres y niños sufren malnutrición, si bien no pudo proporcionar estimaciones concretas.

"Cuando llegan tienen mucha hambre, así que es muy difícil evaluar realmente cuánta gente está sufriendo malnutrición en este momento de emergencia", explicó.

El Programa Mundial de Alimentos está repartiendo 50 kilos de arroz mensuales a cada familia y lo seguirá haciendo durante al menos cuatro meses, al tiempo que distribuye galletas energéticas entre los menores.

Además del PMA, que ha pedido 13 millones de dólares para lidiar con la situación, otras ONG están repartiendo alimentos sobre el terreno, de acuerdo con la fuente.

La crisis comenzó el pasado 25 de agosto, tras un ataque de un grupo insurgente rohinyá contra casetas policiales y militares en el estado de Rakhine, en el noroeste de Birmania, que fue respondido con una operación militar en la zona.

De acuerdo con cifras oficiales birmanas, el número de muertos allí es de algo más de 400, pero testigos y organizaciones de derechos humanos hablan de tiroteos indiscriminados contra la población y el incendio de pueblos enteros, así como violaciones de los derechos humanos.

La nueva oleada de refugiados se produce después de que a finales del año pasado el Ejército birmano llevara a cabo otra campaña militar tras un ataque insurgente, que en aquella ocasión provocó el éxodo de más de 80.000 rohinyás y la condena de organismos internacionales y organizaciones de derechos humanos.

Entre 300.000 y 500.000 rohinyás vivían ya antes de esta crisis en Bangladesh, país que solo reconoce como refugiados a 32.000 de ellos, afincados en los campos del distrito suroriental de Cox's Bazar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha