eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PNV, "decepcionado" por el desarrollo de la manifestación de Bilbao

- PUBLICIDAD -
El PNV, "decepcionado" por el desarrollo de la manifestación de Bilbao

El PNV, "decepcionado" por el desarrollo de la manifestación de Bilbao

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha admitido hoy que su partido se siente "decepcionado" por el desarrollo de la manifestación del pasado sábado en Bilbao, en la que se exhibieron carteles y se escucharon gritos en favor de los presos de ETA, pese a que se pactó que fuera silenciosa.

Ortuzar ha lamentado, en una rueda de prensa previa a la reunión de la ejecutiva del PNV en San Sebastián, que la izquierda abertzale haya desperdiciado "una gran oportunidad" de "hacer algo grande", mostrar unidad y "aprovechar al máximo la fuerza del silencio".

Se ha referido así a la iconografía y las consignas que se escucharon durante la manifestación convocada por el PNV, Sortu y el resto de fuerzas nacionalistas con el lema "Giza eskubideak. Konponbidea. Bakea" (Derechos humanos. Solución. Paz), organizada el viernes después de que la Audiencia Nacional prohibiera la marcha prevista en favor de los derechos de los presos de ETA.

"Perdimos una gran oportunidad para expresar en silencio nuestra unidad", ha abundado el dirigente nacionalista, quien ha recordado que "iba a ser una manifestación silenciosa y no lo fue", por lo que "la izquierda abertzale tiene que explicar por qué no sucedió así, si es porque no supo o no pudo contener a una parte de sus bases".

El presidente del PNV ha recalcado que su partido "cumplió su palabra", tras lo que ha manifestado que Sortu tiene por delante una importante labor de "pedagogía" entre sus bases.

En su opinión, "muchos de los que estuvieron allí no se han leído los estatutos de Sortu, el comunicado de los presos ni el que leyeron en Durango".

En su opinión, no es suficiente con que los dirigentes de Sortu repitan que Euskadi se encuentra en una "nueva etapa" mientras sus bases "no están en una nueva etapa".

Pese a todos estos inconvenientes, Ortuzar ha dicho que el PNV no se arrepiente de haber convocado la manifestación, ya que, de no hacerlo, podrían haberse producido importantes incidentes en las calles de Bilbao tras la prohibición de la marcha en favor de los presos de ETA, un escenario del pasado que, ha explicado, su partido no deseaba que se produjera.

El líder jeltzale ha enfriado las expectativas de Sortu, que ayer emplazó al PNV a convertir la manifestación en el inicio "del trabajo en común" entre las dos grandes fuerzas nacionalistas, al asegurar que dicho acto no abre "una nueva etapa", sino que fue una convocatoria "excepcional" que respondió a una situación concreta.

"No estaremos en ningún frente político, ni con los unos ni con los otros", ha subrayado, al tiempo que ha aclarado que el trabajo en conjunto con la izquierda abertzale "depende más de Sortu" que del PNV, ya que "son ellos los que tienen que dar pasos".

Pese a la "decepción" producida por el transcurso de la manifestación, Ortuzar ha asegurado que lo que más le ha dolido este fin de semana han sido las palabras del presidente del PP de Bizkaia, Antón Damborenea, quien dijo ayer que el PNV "nunca" ha ido a manifestaciones con las víctimas del terrorismo, pero sí fue el sábado con Bildu en defensa de los presos de ETA.

Ortuzar ha tachado estas palabras de "infamia" e "inmoralidad", tras lo que ha señalado que el PNV estuvo en 1978 en la primera manifestación que se celebró en Euskadi en contra de ETA y que además los jeltzales han denunciado el terrorismo de diverso signo: "Seguramente yo he estado en más manifestaciones contra el terrorismo que el señor Damborenea", ha zanjado Ortuzar, quien ha emplazado al dirigente popular a retirar sus palabras.

El presidente del PNV ha hecho un balance de su primer año de mandato al frente del partido, en el que ha destacado los escasos avances "en el plano de la paz y la convivencia".

En su opinión, Euskadi ansía un "punto de inflexión" en esta materia, por lo que ha señalado que el PNV aspira que en un plazo de seis meses ETA "proceda a su desarme de forma unilateral": "El lema de la manifestación del sábado, que recogía la palabra 'Paz', es incompatible con el mantenimiento de un arsenal de armas".

Por otra parte, ha urgido al Gobierno a que modifique su política, en especial la penitenciaria, para "ayudar a consolidar la paz y la convivencia en Euskadi", en lugar de "obstaculizarla como desgraciadamente se hace desde el Ministerio del Interior".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha