eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP vuelve a dar largas al regreso de CDC a la Mesa del Congreso cuando se cumplen cien días de la vacante

El PP ha vuelto a demorar la vuelta de Convergència (CDC) a la Mesa del Congreso, un puesto que está vacante desde hace casi 100 días, cuando el entonces vicepresidente cuarto de la Cámara, Jordi Jané, renunció al escaño para incorporarse al Gobierno de Artur Mas.

- PUBLICIDAD -
El PP vuelve a dar largas al regreso de CDC a la Mesa del Congreso cuando se cumplen cien días de la vacante

Desde que el pasado 22 de junio Jané dijera adiós al Palacio de la Carrera de San Jerónimo, CDC ha venido preguntando en la Junta de Portavoces cuándo se iba a incluir en el orden del día de las sesiones plenarias la elección de su sustituto. La última vez ha sido este jueves, cuando el diputado de CDC Carles Campuzano ha vuelto a sacar el tema a punto de cumplirse cien días con ese puesto vacante.

"Nos parece realmente sorprendente e inédito que durante cien días haya un puesto en la Mesa sin cubrir cuando sí ha sido cubierta la vacante que desgraciadamente dejó el socialista Txiki Benegas en la Vicepresidencia Segunda de la Comisión de Asuntos Exteriores tras su fallecimiento", ha indicado a los periodistas antes de participar en la Junta de Portavoces.

NO SE DAN LAS CONDICIONES POLÍTICAS

Sin embargo, la nueva demanda de CDC se ha encontrado de nuevo con un PP reticente. El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha señalado que ese asunto se abordará "cuando se den las condiciones políticas", según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Por tanto, y dado que sólo quedan previstas cuatro sesiones plenarias antes de que previsiblemente se disuelvan las Cortes, en CDC se temen que su demanda va a caer en saco roto porque creen que "no hay voluntad política" para cubrir ese puesto, una situación que Campuzano considera "muy poco respetuosa" con los diputados de CDC y de Unió.

En todo caso, CDC no va a cejar en su empeño de seguir pidiendo al PP que deje de "silbar y mirar hacia otro lado" y que cumpla con el acuerdo de principio de legislatura al que llegó con CiU para que un miembro de la coalición catalana forme parte del órgano de gobierno del Congreso.

EL ELEGIDO ES XUCLÁ

Tras la renuncia de Jané y la ruptura de CiU, el grupo parlamentario de CDC y de UDC acordó mantener el puesto para los convergentes y nominó para la Mesa del Congreso a Jordi Xuclà, portavoz de Exteriores.

En el PP no ocultaron entonces que habrían preferido a un candidato de Unió, dado que este partido se desmarcó de las tesis independentistas, y ante la decisión de los nacionalistas su respuesta ha sido enfriar la renovación.

De momento, el plazo de la renovación de la vacante de la Mesa del Congreso ya ha superado todos los récords en la Cámara, pues hasta ahora se resolvía en pocas semanas, y en el PP no descartan que la legislatura acabe sin cubrirla.

EL PSOE TAMPOCO MUEVE FICHA

Y en ese contexto, el PSOE tampoco ha forzado la renuncia de su secretaria segunda de la Mesa del Congreso, Carmela Silva, que al ser elegida en julio presidenta de la Diputación Provincial de Pontevedra debería de dejar la Cámara con forme a los usos y costumbre del Grupo Socialista.

Teniendo en cuenta lo poco que resta de legislatura y dados los recelos del PP a abrir el debate de la renovación de la Mesa del Congreso, el PSOE prefiere que Silva aguante en el escaño y así no perder uno de sus puestos en el órgano de gobierno de la Cámara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha