eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP agota su hegemonía iniciada con el 'Pacto del Pollo' y se enfrentará a una izquierda que deberá unirse

El PP ha agotado su hegemonía en el panorama político valenciano tras más de 20 años en el Gobierno de la Generalitat al que accedió Eduardo Zaplana en julio de 1995 con el conocido como 'Pacto del Pollo' --con el que se abrazó en coalición con UV-- y deberá enfrentarse en la próxima legislatura a una izquierda con los votos suficientes para tomar las riendas del Consell, aunque deberán unirse en otro pacto.

- PUBLICIDAD -

Para poder formar gobierno, los partidos deben sumar 50 escaños en las Corts Valencianes, y no hay ninguna formación que por sí sola llegue a ese guarismo. De esta manera, el Parlamento valenciano queda segmentado por los 31 escaños del PP, los 23 del PSOE, los 19 de Compromís, los 13 de Podemos y los 13 de Ciudadanos.

Con este escenario, los partidos que podrían reeditar un pacto que les dé la fuerza necesaria para apoyar a un gobierno serían, por encaje natural en la izquierda, el PSPV, Compromís y Podemos. Quedaría en medio de este puzzle Ciudadanos, y más aislado el PP.

Con cifras de apoyo ciudadano no muy alejadas, PSOE y Compromís tendrían más peso --con 500.000 y 446.939 sufragios respectivamente-- a la hora de negociar. Sin embargo, en el caso de Compromís y de Podemos --276.000 votos--, si deciden unirse, deberían mirar por el retrovisor lo que le sucedió a Unió Valenciana, que acabó deshilachándose y diluyéndose en las redes del PP, que pudo gobernar con mayoría absoluta desde 1999.

Conforme se han ido consolidando los escrutinios y los resultados eran cada vez más definitivos, los líderes de las formaciones de izquierda, además de celebrar este cambio en el panorama electoral, han señalado que la Comunitat se encuentra en una situación de "emergencia" y eso les obliga a dialogar "para formar un gobierno lo más sólido y lo más potente posible", como ha dicho el candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig.

Por su parte, la candidata de Compromís, Mónica Oltra, ha dicho que hoy era día de celebrar y ya será mañana cuando "hablaremos sobre cómo se conformará el gobierno". En este sentido, ha querido destacar el papel de esta formación a la hora de ser "parte del liderazgo" de este cambio que se han dado en las urnas.

Otro de los actores en este tablero, el candidato de Podemos, Antonio Montiel, ha advertido de que esta formación "va a ser muy exigente" con el "contrato electoral" con el que se han presentado a los comicios. "Vamos a ser muy exigentes; no vamos a las Corts a dormir la siesta o disfrutar de los privilegios, sino para llevar la voz de la ciudadanía", ha remarcado.

Con números suficientes para entrar en un posible acuerdo de gobierno también se encuentra Ciudadanos y su cabeza de cartel, Carolina Punset, ha manifestado que entre sus prioridades se encuentra "regenerar y limpiar la vida política en la Comunitat Valenciana" y "hacer realidad las reformas comprometidas en el programa".

Finalmente, como intérprete en solitario, a priori, el PP ha reconocido que el resultado "va a hacer difícil" que puedan gobernar, sin embargo, ha afirmado que van a trabajar "con el resto de fuerzas" y van a "anteponer una posibilidad de futuro estable" en la Comunitat, según ha comentado su candidato Alberto Fabra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha