eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PP de la capital se niega a rechazar la reforma del aborto de Gallardón

- PUBLICIDAD -
Nueva manifestación contra la ley del aborto recorrerá Madrid el 8 de febrero

Nueva manifestación contra la ley del aborto recorrerá Madrid el 8 de febrero

El Grupo Popular del Ayuntamiento de Madrid ha rechazado hoy en el Pleno municipal una proposición conjunta del PSOE e IU que planteaba exigir al Gobierno central la retirada de la reforma de la ley del aborto impulsada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

La proposición exigía al Gobierno central "que no se atente contra los derechos fundamentales de las mujeres y no se modifique de manera restrictiva" la actual la ley.

También "la despenalización total del aborto voluntario, eliminando su actual penalización en el Código Penal" y que se asegure la posibilidad de hacerlo también a las jóvenes, en referencia a las menores de edad.

La edil socialista Marisa Ybarra, que ha calificado el proyecto elaborado por Justicia como una "aberración" y una "crueldad", ha pedido a Botella "que se olvide de sus creencias religiosas y asuma su deber como responsable político" y ha advertido al PP de que, si no rectifica, "van a perder votos con una rapidez que todavía no están ni pensando".

Por su parte, la concejala de IU Prado de la Mata ha opinado que con esta reforma, que considera "un verdadero ataque a las mujeres" que trata de "imponer ideologías ultraconservadoras que responden a una religión", el PP "se quedará solo otra vez", como con la ley de educación del ministro José Ignacio Wert.

La representante de UPyD, Cristina Chamorro, que ha votado a favor de retirar el proyecto pero no del aborto libre y para menores sin consentimiento de sus padres, ha tildado el texto elaborado por el ministerio de Justicia como "restrictivo, reaccionario y retrógrado" y "una reforma elaborada para sus hooligans".

En respuesta a la proposición del PSOE e IU, la delegada de Familia y Servicios Sociales, Dolores Navarro, ha subrayado que el contenido de esta iniciativa está "absolutamente fuera de las competencias atribuidas a este ayuntamiento" pero no obstante ha querido defender el proyecto del Gobierno.

Se ha mostrado favorable a "adaptar la legislación a la doctrina del Tribunal Constitucional que reconoce al nasciturus como bien jurídico a proteger" y ha manifestado que "la vida del concebido y no nacido es una vida distinta de la madre y recibe protección desde el primer momento".

Ha declarado que éste "no es un asunto ideológico sino de conciencia", que el aborto "es un drama y un conflicto brutal entre dos principios jurídicos que deben protegerse" y que "el objetivo es que por primera vez en España ninguna mujer tenga un reproche penal por interrumpir el embarazo".

"Me siento mucho más progresista que todos ustedes cuando defiendo el derecho a la vida", ha dicho Navarro a la oposición.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha