eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PP vasco cree que "intereses partidistas" impedirán poner el "bien común" como objetivo de una reforma constitucional

Aboga por "la estabilidad en cualquier institución" y pide al PNV "que abandone la sobreactuación victimista" para empezar a dialogar

- PUBLICIDAD -
PP vasco cree que "intereses partidistas" impedirán poner el "bien común" como objetivo de una reforma constitucional

La parlamentaria del PP vasco Laura Garrido se ha mostrado convencida de que la actual composición del Congreso de los Diputados, con una "fragmentación de fuerzas políticas" y algunos "intereses partidistas", impedirá poner el "bien común" como objetivo de una reforma constitucional.

Además, ha asegurado que su partido aboga en Euskadi por "la estabilidad en cualquier institución" y ha pedido al PNV "que abandone la sobreactuación victimista" para empezar a dialogar.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Garrido ha recomendado "prudencia" a la hora de abordar asuntos "delicados" como la reforma constitucional.

En su opinión, se debe "tener muy claro" qué modificaciones "se deben abordar", así como "las dificultades de llegar a un consenso amplio" como el que suscitó el proceso constituyente de 1978, ante "la fragmentación de fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados, con intereses muy diversos, algunos partidistas y poniendo encima de la mesa, constantemente, propuestas de ruptura".

Para la representante de los populares vascos en la Cámara autonómica, los marcos jurídicos "se pueden revisar", pero "siguiendo escrupulosamente el procedimiento establecido y buscando consensos muy amplios".

"No es una cuestión de miedo o no miedo, sino de sentido común, prudencia y de responsabilidad. En un momento en que, me da la sensación, cada fuerza política está tirando hacia intereses partidistas, parece ser que no se va a poner el sentido común y el bien común como objetivo prioritario a la hora de abordar una modificación de calado de la Constitución", ha dicho.

Respecto al Estatuto y su posible modificación, ha recordado que también consiguió "un amplio consenso" y ha funcionado "muy bien", por lo que ha instado a preguntarse "para qué" reformarlo.

"Nosotros siempre estaríamos dispuestos a modificar nuestro marco jurídico siempre que redundara en beneficio de los ciudadanos vascos, pero me da la sensación de que algunas fuerzas políticas quieren plantear meramente sus intereses partidistas y pretensiones de carácter soberanista", ha apuntado.

Por ello, cree que el "punto de partida no es común, por las pretensiones y los objetivos que pueda tener cada partido a la hora de abordar una modificación del Estatuto de Gernika".

Garrido considera que "actualizar" el Estatuto no significa modificarlo "de arriba a abajo" o apostar por un nuevo estatus "al estilo de lo que quieren los partidos nacionalistas, para ver colmadas sus pretensiones soberanistas, el derecho a decidir, y la independencia a plazos".

"Autogobierno es también mirarnos hacia dentro, mirar qué cosas podemos mejorar. Más que reclamar continuamente competencias o la modificación, tendríamos que aprovechar nuestras herramientas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos vascos", ha manifestado.

A su juicio, "va a ser difícil buscar un punto de partida" entre los grupos políticos para abordar una posible reforma estatutaria porque "hay partidos que quieren abrir el melón para satisfacer sus aspiraciones soberanistas". "El PP, claramente, no va a estar ahí", ha dicho.

Asimismo, ha apuntando que, "si en algo va a ser importante el PP a lo largo de esta legislatura, aparte de aportar moderación a este gobierno, va a ser la posibilidad de ser un contrapeso ante pretensiones rupturistas de los partidos nacionalistas, posibles derivas o planteamientos de ruptura".

PRESUPUESTOS

Laura Garrido ha puntualizado, no obstante, que "ser contrapeso cuando pueda haber una deriva nacionalista o cuando se hagan planteamientos de ruptura" no impide que el PP, "a la vez, quiera hacer una oposición absolutamente constructiva, y podemos estar tendiendo la mano para cuestiones beneficiosas para los vascos y retos de futuro".

"Ahí vamos a hacer una oposición absolutamente constructiva para que el PNV no sienta la tentación de echarse en brazos de EH Bildu, como está ocurriendo en las instituciones alavesas, donde está poniendo en marcha políticas condicionadas por la izquierda abertzale, que están siendo perjudiciales para los ciudadanos, como es una subida de impuestos", ha explicado.

Según ha apuntado, los populares adoptarán una actitud "absolutamente colaborativa, dialogante, pero también dejando las cosas muy claras a este Gobierno sobre cuál es la línea que debe seguir si se quiere encontrar con el PP".

Respecto a los presupuestos en Álava, ha recordado que el PP no ha presentado enmienda a la totalidad en las Juntas Generales, lo que refleja "que hay posibilidades de entendimiento".

Garrido ha asegurado, no obstante, que su partido sí ha registrado "una importante cantidad de enmiendas parciales" porque quiere "cambiar el rumbo de las políticas nacionalistas" desarrolladas en el Territorio "en este año y medio" y que "no van en la misma dirección para los ciudadanos alaveses".

A su juicio, existe "una falta de rumbo muy evidente, con un retroceso en los servicios públicos". "Creo que hay posibilidades de encuentros, lo que pasa es que hasta ahora siempre que el PP se ha ofrecido, el PNV nos ha mordido la mano", ha indicado.

Garrido ha afirmado que los populares abogan por "la estabilidad en cualquier institución, porque creemos que ese es el camino y lo que están esperando los ciudadanos".

"Es muy importante que el PNV deje de un lado esa sobreactuación victimista a la que nos tiene sistemáticamente acostumbrado y que se centre en lo que tiene que centrarse. Vamos a ponernos a dialogar y abordar cuestiones concretas que puedan importar a los ciudadanos", ha indicado.

La parlamentaria popular ha apelado a la "responsablididad del PNV" y ha pedido que cuando su presidente, Andoni Ortuzar, asegura que está "por la estabilidad, nos apliquemos todos el cuento". "A veces, actitudes muy cerradas que han tenido en relación al Gobierno de Madrid, no son buenas y hay que abandonar esas posiciones de bloqueo, ponerse a trabajar y en actitud colaborativa. En cualquier caso, la relación es buena y hay posibilidades para el acuerdo en distintos ámbitos y distintas instituciones", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha