eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE y Podemos allanan el camino para posibles pactos

- PUBLICIDAD -
El PSOE y Podemos allanan el camino para posibles pactos

El PSOE y Podemos allanan el camino para posibles pactos

Cuatro días después de las elecciones del 24 de mayo, los partidos empiezan a desbrozar el camino para alcanzar los acuerdos que permitirán la formación de gobiernos autonómicos y locales, y comienzan a verse señales de acercamiento entre ellos, más evidentes en el caso de Podemos y el PSOE.

"Gestos reveladores", en palabras del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha dado por hecho que la relación entre su partido y el PSOE ha cambiado y que ya está en situación de plantear exigencias y lograr cambios, aunque mantiene la convicción de no entrar en ningún gobierno socialista.

Las direcciones del PSOE y Podemos tienen previsto decidir en los próximos días su política de pactos, pero el intercambio de guiños ha comenzado y los socialistas incluso tienen abierta la puerta a entrar en gobiernos municipales de Podemos.

Aunque la nota discordante la ha dado la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, quien ha pedido a su partido que no se sitúe en ningún bloque y ha arremetido contra Podemos por "poner líneas rojas" al PSOE en sitios donde tiene que apoyarle y, en cambio, "pedir cheques en blanco en aquellos sitios donde creen que puedan gobernar".

La investidura de Díaz sigue bloqueada y no formó parte de la conversación que ayer tuvieron Pablo Iglesias y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quienes la semana que viene tendrán que definir las bases de los posibles acuerdos en un nuevo contacto.

De posibles acuerdos entre ambos partidos dependen los gobiernos autonómicos en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias o Aragón, pero también un importante número de alcaldías, como la de Zaragoza, Cádiz y, sobre todo, la de Madrid.

Manuela Carmena, la candidata de Ahora Madrid, ha explicado hoy que cuenta con que el PSOE apoyará su investidura el próximo 13 de junio sin entrar en el gobierno municipal, un modelo que en principio le gusta. "Después ya iremos viendo", ha añadido.

También el candidato del PSOE a la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado hoy convencido de que el apoyo de Podemos le servirá para ser elegido presidente y desbancar a María Dolores de Cospedal, que tiene decidido presentar su candidatura a la investidura por haber sido la más votada.

Para acercar posturas y a la espera de que comiencen las negociaciones, García-Page ha dicho que las propuestas de Podemos son "asumibles".

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha planteado de otra manera los motivos del posible acercamiento a los socialistas en los ayuntamientos: entre el PP, "que es la muerte, y el PSOE, que es el susto, elegimos el susto".

Los socialistas han iniciado hoy otro camino de entendimiento -más sencillo en este caso por la historia de acuerdos que les une- con Coalición Canaria. Ambos partidos han emprendido conversaciones para garantizar la gobernabilidad durante cuatros años y han decidido excluir al PP allí donde necesiten un tercer socio.

El PP, que no se ha repuesto aún del marasmo en el que le sumieron los resultados del 24M, se ha llevado un nuevo susto en la principal plaza que aspira a gobernar, la Comunidad de Madrid, al conocerse que Álvaro Ballarín, uno de los candidatos de la lista de Cristina Cifuentes, estaba imputado por prevaricación, falsedad en documento público y desobediencia.

Esa imputación bloquearía cualquier negociación con Ciudadanos, como se ha apresurado a recordar el partido de Albert Rivera, pero poco después se ha sabido que el juzgado había archivado el procedimiento, lo que, en principio, permite retomar los contactos.

Contactos como los que han comenzado en Navarra, donde hay firme voluntad de formar un gobierno "de cambio", liderado por Uxue Barkos, y en el que participen Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E.

Barkos se ha despedido hoy del Congreso de los Diputados convencida de que hay "posibilidades ciertas" de alcanzar un acuerdo con esos partidos.

Menos posibilidades tiene el alcalde en funciones de Barcelona, Xavier Trias, de CiU, quien ha sugerido que un acuerdo entre su partido, ERC, PP y PSC le permitiría mantenerse en la alcaldía. Alfred Bosch (ERC) y Jaume Collboni (PSC) le han dejado claro que esa posibilidad es inviable y que corresponde a Ada Colau formar gobierno.

En todo este embrollo de negociaciones, el candidato Ciudadanos a la Alcaldía de Almería, Miguel Cazorla, ha ofrecido una solución salomónica: que el Ayuntamiento de esa ciudad lo gobierne cada año r un alcalde diferente de cada uno de los partidos con representación en la corporación local tras las últimas elecciones, PP, PSOE, IU y Cs.

Y es que, como ha dicho el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el nuevo panorama autonómico y municipal exige "toda una cultura de talante y de respeto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha