eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE no piensa detallar su reforma constitucional en aras del consenso y la condiciona a que el Gobierno abra camino

Los socialistas creen que concretar artículos o discutir ahora términos cercenaría la posibilidad de acuerdo

- PUBLICIDAD -

Los 'barones' del PSOE se reunirán este domingo en Zaragoza, por primera vez desde que Pedro Sánchez es el líder de los socialistas, para insistir en su convencimiento de que la reforma de la Constitución es la única salida a la crisis en Cataluña. De este cónclave no se esperan más detalles que los conocidos sobre su propuesta, ya que los socialistas consideran que concretar la reforma sería "dinamitar" el consenso al que aspiran llegar y en el que quieren que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tome la iniciativa.

Así lo ha defendido esta semana el secretario general del PSOE y así volverá a hacer el próximo domingo junto a sus secretarios generales territoriales, reunidos en el Consejo de Política Federal, que preside la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.

Según han informado fuentes de la dirección socialista a Europa Press, el PSOE no va a llevar su petición de reforma de la Carta Magna al Congreso de los Diputados si no ve una voluntad de diálogo en el Gobierno, cuya mayoría absoluta puede convertir en "estéril" la propuesta socialista.

Aunque en algún momento la nueva dirección socialista ha asegurado que tomaría la iniciativa en esta tarea, el PSOE descarta ahora dar el paso si de antemano sabe que no va a recibir el respaldo del Gobierno, que hasta ahora no se ha mostrado favorable.

Pese a esto, el PSOE insistirá en su defensa de que esta reforma es el único camino que puede reconducir las relaciones entre Cataluña y el resto de España y seguirán trabajando por el consenso que requiere. Y, si el Gobierno no se aviene a abrir el camino, seguirá insistiendo y será su oferta para la próxima legislatura.

Precisamente en aras de este consenso, el PSOE no quiere detallar su propuesta de reforma constitucional más allá de las líneas generales que ha esbozado hasta ahora. Considera que presentar un articulado rompería toda posibilidad de acuerdo e inhabilitaría su propuesta.

Por eso, no se espera que la declaración política que aprobarán los 'barones' este domingo vaya más allá de los principios básicos que han defendido hasta ahora y que parten de la 'Declaración de Granada' que los 'barones' rubricaron en julio de 2013, con Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del PSOE y Pere Navarro, en el PSC.

El modelo federal que defiende el PSOE contempla un mejor reparto de las competencias y su clarificación en la Carta Magna; un sistema de financiación estable y previsible y una reforma del Senado, para que sea una verdadera cámara territorial.

Al margen de esto, el PSOE cree que la reforma de la Constitución debe incorporar el blindaje de los derechos fundamentales básicos, tales como la educación y la sanidad pública, y dar pasos hacia la regeneración democrática.

En lo que se refiere al marco territorial, el PSOE no quiere entrar ahora en la discusión de términos que pueden dificultar el consenso, incluso dentro del PSOE.

LAS "LÍNEAS ROJAS" DE ANDALUCÍA

Eso sí, según las fuentes consultadas, hasta ahora, existe unanimidad de criterio en los principios básicos. La presidenta de la Junta andaluza, a quien todo el mundo en el PSOE da un papel clave en este asunto, ha dejado muy claras sus "líneas rojas": la igualdad de todos los españoles y que la soberanía nacional no se divide.

A partir de aquí, y teniendo estos principios claros, varias fuentes de la dirección socialista coinciden en que Díaz es consciente de que para acercar posiciones y llegar a acuerdos, en ocasiones hay que ser flexibles.

En cualquier caso, las diferentes fuentes consultadas insisten en que no es el momento de discutir términos. Tal y como señala un destacado dirigente territorial, no es cuestion de hablar ahora de "etiquetas", sino de "contenidos".

Así, se dejaría para más adelante, una vez abierto el diálogo, asuntos como la definición de las partes que conformen el futuro Estado federal. La Declaración de Granada abogaba por respetar la denominación que se otorgue cada autonomía en su Estatuto.

Los socialistas coinciden en que no hay problema en reconocer las singularidades de cada autonomía, algo a lo que el PSC denomina "identidad nacional catalana". Aunque el término 'nación' ha sido objeto de discusión en el partido, los socialistas creen que este debate es superable.

De hecho, la propuesta de reforma que presentó la Fundación Perales --el 'think tank' del PSOE de Andalucía-- ya hablaba de la posibilidad de que el futuro Estado federal se conforme como "Estado plurinacional" o de lo contrario podría encontrarse con "dificultades prácticamente insalvables para el nuevo pacto" y se refería a Estado y nación como dos realidades diferentes.

REVISAR YA EL SISTEMA DE FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Para los socialistas, si ahora hay que ir abordar un asunto concreto es el de la financiación autonómica. Por eso, si el presidente rechaza abrir el proceso de reforma, también le pedirán que aborde la revisión de este sistema, que está pendiente desde principios de año.

Desde Zaragoza, los secretarios generales del PSOE volverán a denunciar la "inacción" del jefe del Ejecutivo y repetirán probablemente el mensaje que lanzó esta semana el líder del partido: que Rajoy está "resignado" y el Gobierno, "agotado".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha