eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE promete derogarla y anuncia una ola de protestas e Interior tacha las críticas de "tonterías"

"¿Quién se ha creído usted? ¿A quién pretende impresionar?", replica el ministro, que niega interés por coartar protestas sociales

- PUBLICIDAD -
El PSOE promete derogarla y anuncia una ola de protestas e Interior tacha las críticas de "tonterías"

El PSOE y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, han mantenido este miércoles un tenso enfrentamiento en el Congreso de los Diputados a cuenta de los planes del Gobierno para elaborar una nueva Ley de Seguridad Ciudadana. Los socialistas, que ya habían avisado con un recurso de inconstitucionalidad, han prometido que si llegan a gobernar derogarán la Ley y advierten de "la mayor oleada de protestas callejeras de la historia de la democracia". Por su parte, Fernández Díaz ha acusado a la oposición de decir "tonterías" y ha augurado que acabarán pidiendo perdón.

El diputado socialista Eduardo Madina ha defendido esta interpelación urgente en la que ha manifestado el rechazo contundente de su partido a los planes del Ministerio, que ha definido con expresiones como "pesadilla ideológica", "intentona antidemocrática" o "Ley de represión ciudadana". Le ha advertido de que si está Ley de Seguridad Ciudadana se aprueba en el Consejo de Ministros, España vivirá "la mayor ola de protestas en la calle de su Historia" y el PSOE participará en ellas.

Ha acusado al Gobierno de "destilar miedo". "Viven en el universo del miedo y desprenden miedo de no saber gestionar huelgas, crisis y manifestaciones, no tienen respuestas. No hay más que verles, tienen miedo y con esta ley quieren socializar ese miedo", ha añadido Madina para quien el Ejecutivo "quiere pasar de los discursos de la mayoría silenciosa a la mayoría silenciada".

"Nos vamos a oponer en la calle y si es necesario iremos al Tribunal Constitucional. Bastará un milímetro de retroceso para que desencadenen la mayor ola de protestas de nuestra Historia democrática. No sé cuantas personas, asociaciones y plataformas de la sociedad civil van a salir a la calle, pero nuestro partido va a salir", le ha advertido al tiempo que le ha anunciado que si el PSOE vuelve a ganar las elecciones, esta Ley será derogada.

MADINA LE MUESTRA EL BORRADOR

Madina ha llegado a mostrarle al ministro el borrador del anteproyecto de Ley con el que ha estado trabajando Interior los últimos días para contestar las críticas del ministro que le ha acusado de no haberlo leído.

"Que usted haya perdido los papeles no quiere decir que yo no los haya encontrado: ésta es su ley --le ha replicado--. Que usted tenga miedo no quiere decir que yo le tenga miedo a usted. Con esta Ley usted ya ha firmado su derrota", ha sentenciado el diputado socialista quien se ha granjeado los aplausos de su bancada que se ha puesto en pie al término de su intervención.

El ministro ha calificado las criticas de Madina como "barbaridades", "ridiculeces" y "tonterías" al tiempo que ha acusado al diputado socialista de incurrir en una "falta de respeto". "Pero ¿quién se ha creído que es usted?, pero ¿a quién pretende impresionar?. A mi no me va a impresionar. No nos da miedo el señor Madina, nos dan miedo las tonterías que dice", le ha llegado a espetar el ministro desde la tribuna.

La tensión del debate ha hecho que el ministro recurriese en varias ocasiones a solicitar la protección de la Presidencia de la Cámara ante las interrupciones de la bancada socialista. "El respeto al derecho a la libertad de expresión se demuestra con hechos no con palabras", les ha reprochado tras una de las interrupciones.

El ministro se ha mostrado confiado en que el PSOE podría estar de acuerdo con muchos puntos del borrador del anteproyecto pero ha lamentado que hayan "usado este asunto para erosionar al Gobierno". "Pero no se van a salir con la suya", ha zanjado Fernández Díaz, quien ha augurado que acabarán "pidiendo perdón".

"RESPUESTA CIUDADANA A LA HERENCIA RECIBIDA"

Según ha dicho, esta Ley "no pretende como en el régimen franquista usar el orden público como parapeto" y que si la intención del Gobierno fuese impedir las manifestaciones en la calle lo hubiesen hecho "al principio de la legislatura cuando, "tras la herencia recibida, era esperable una legítima respuesta ciudadana". "Es ahora cuando se vislumbra la salida de la crisis cuando se crea esta ley para garantizar mejor la seguridad ciudadana e impedir conductas violentas y vandálicas", ha expuesto.

Ha recordado que la cuantía de las sanciones se mantendrá en los mismos términos que constan en la actual Ley de Seguridad Ciudadana vigente aprobada en 1992 por un Gobierno socialista. También ha recordado que en 2007 el Ejecutivo de Zapatero aprobó una Ley contra la violencia en el Deporte que contempla multas de hasta 650.000 euros. "¿Considera usted que tiene más derecho un ciudadano de estar más protegido en un estadio que un ciudadano en la calle o que la sede de la soberanía nacional?, ha preguntado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha