eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE devuelve al tejado del PP la reforma del Senado y exige que se reanude el trabajo, paralizado en junio

Los socialistas aseguran que han cerrado el debate interno sobre modelo territorial; el Gobierno no quiere reformar la Constitución

- PUBLICIDAD -

El Grupo Socialista del Senado reclamará el martes en la Junta de Portavoces de la Cámara Alta la convocatoria de la ponencia que estudia la reforma de la institución, que comenzó a trabajar hace casi año y medio, tenía previsto concluir sus trabajos en junio y sin embargo se encuentra paralizada desde entonces.

Nada más arrancar la legislatura, todos los grupos de la Cámara acordaron crear un grupo de trabajo para, de una vez, reformar al menos las funciones de la institución: darle más contenidos legislativos, anteponer su trabajo al del Congreso en asuntos territoriales, entre otros aspectos. La ponencia comenzó a trabajar hace año y medio con el objetivo de presentar un acuerdo en julio.

El texto quedó prácticamente cerrado antes del verano, pero se cruzó en el camino la convocatoria de un Consejo Territorial del PSOE en el que se iba a discutir el modelo territorial y del Senado. Los socialistas solicitaron dejar los trabajos en la Cámara para septiembre y el resto lo aceptó, dado el consenso con el que se avanzaba en la ponencia.

José Miguel Camacho, secretario general del Grupo Socialista, ha explicado a Europa Press que desde septiembre su partido ha solicitado que se reanude el trabajo y ha insistido en que los socialistas han cerrado ya su debate interno. "A partir del Consejo Territorial de Granada, lo que aquí habíamos negociado tenía encaje", ha dicho.

"Le pedimos al PP varias veces que tirase para adelante, que la Conferencia Política no tenía nada que ver", ha agregado, negando que ese encuentro del PSOE, celebrado a principios de noviembre, mantuviese la reforma del Senado en suspenso.

La reclamación de los socialistas ante la Junta de Portavoces será la segunda que se plantee este mes. El portavoz del PNV, Jokin Bildarratz, ya preguntó por la ponencia de reforma la semana pasada también ante la Junta, en la que se sienta el presidente del Senado y también de la ponencia, Pío García-Escudero. No obtuvo una respuesta concreta.

LA REFORMA CONSTITUCIONAL, DE FONDO

Precisamente García-Escudero ha sido uno de los impulsores de este último proceso de reforma y su partido, el PP, ha trabajado a fondo a lo largo de los meses incluso sobre aspectos que podrían suponer una reforma constitucional.

El documento sobre el que se basa el acuerdo incluye el adelanto del Senado al Congreso en el trámite de algunas leyes: aquellas de fundamento territorial iniciarían su andadura legislativa en la Cámara Alta y pasarían después a la Baja, al contrario de lo que fija la Carta Magna en sus artículos 88 y 90.

Y desde hace semanas, entre otras cosas, a propósito de la propuesta federal del PSOE y de las reclamaciones soberanistas que recibe desde Cataluña, el Gobierno rechaza la posibilidad de modificar la Constitución al entender que no existe el consenso previo necesario.

Hasta su última reunión de junio, la ponencia se centró en estudiar nuevas funciones para el Senado, puesto que es el asunto en el que todos los partidos están de acuerdo. Pero no se cerró la puerta a abordar el espinoso tema de la composición de la cámara y de hecho grupos como la Entesa pel Progrés de Catalunya advierten de que no tendría sentido reformar un aspecto y no el otro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha