eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Iglesias: "Para ganar a Rajoy en 2020 la unidad es imprescindible, aunque cada uno esté en su partido"

El secretario general de Podemos defiende junto a Alberto Garzón (IU), Xavi Domènech (En Comú) y Yolanda Díaz (En Marea) la creación de un "bloque histórico"

"Si estamos divididos no seremos útiles ni podremos apelar a los que faltan", defiende Iglesias en clara referencia a Íñigo Errejón y sus afines

Garzón: "Hay gente que no sabe si yo soy de IU o de Podemos. Le pasa también a Pablo, que no saben si es de IU o de Podemos"

- PUBLICIDAD -
Errejón reclama la autonomía de Podemos mientras Iglesias comparece con Garzón

Pablo Iglesias, Xavi Domènech y Alberto Garzón, en el acto de este viernes en la Complutense. EFE

Pablo Iglesias y Alberto Garzón han asegurado este viernes que el único camino para ganar el Gobierno de la Nación es la unidad en un "bloque histórico" que aúne a todas las fuerzas que apuestan por un proceso constituyente en España que pueda influir y cambiar la tendencia de derechización que se está dando en Europa. Los líderes de Podemos e IU, acompañados de Xavi Domènech (En Comú) y de Yolanda Díaz (En Marea), han defendido la independencia de sus propias organizaciones en lo orgánico mientras se avanza en las confluencias hacia afuera.

Los cuatro dirigentes del espacio de Unidos Podemos-En Comú-En Marea han protagonizado la conferencia  Espacios del cambio en el Paraninfo de la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid. Ante un auditorio lleno, aunque no a reventar como en otras ocasiones, todos han apostado por ahondar en la construcción del espacio político que se constituyó para el 20D y el 26J.

"En ciertos momentos hace falta audacia y altura de miras", ha arrancado Pablo Iglesias ante tres centenares de estudiantes en defensa de la decisión de apostar por Unidos Podemos en las generales de junio de 2016. El secretario general de Podemos ha expuesto que "para construir el cambio" hace falta encajar distintas "piezas". "El cambio no lo va a protagonizar una identidad sola ni es posible un solo liderazgo" ha asegurado. Y ha concluido: "Es necesario que diferentes piezas encajen para devenir en bloque histórico que enfrente los problemas del país".

Iglesias ha apostado por la "unidad". Hacia afuera de Podemos pero también hacia adentro. El secretario general ha hecho un alegato contra la existencia de las "familias" en los partidos en pleno proceso asambleario: "Podemos tiene que estar unido para ser útil. Si se convierte en una coalición de familias o partidos estará incapacitado para ejercer su papel histórico de fuerza que suma y lidera el cambio en este país". Y en clave interna, ha lanzado un mensaje hacia Íñigo Errejón y sus afines en su disputa por marcar la estrategia de su partido: "Si estamos divididos no seremos útiles ni podremos apelar a los que faltan".

"Pero esa unidad también es imprescindible con los compañeros de otras organizaciones", ha insistido. "Solos no podemos", ha proseguido. Y ha zanjado: "Para ganar a Rajoy en 2020 la unidad es imprescindible, aunque cada uno esté en su partido".

Una idea que ha reforzado Alberto Garzón. El coordinador federal de IU ha defendido la pervivencia de las confluencias para los intereses de las "clases populares", no de los suyos. "No es para nosotros. Yo no soy director general o CEO de IU. No somos una empresa que tiene que defender un nicho de mercado. Yo me afilié para transformar la sociedad y hacer la revolución".

Un objetivo para el que, cree, es mejor caminar junto al resto de aliados en las últimas citas electorales.

Garzón ha bromeado con los habituales titulares que le acusan de haber "liquidado" IU. "Sobre todo en Año Nuevo", ha ironizado en referencia al reciente artículo de Javier Cercas en  El País al respecto.

"Hay gente que no sabe si yo soy de IU o de Podemos. Le pasa también a Pablo, que no saben si es de IU o de Podemos", ha lanzado en una primera intervención que ha arrancado risas y aplausos del público. En otro momento, ha insistido: "A la gente que me para por la calle y me dice que soy de Podemos y que siga así, yo no les corrijo porque voy a seguir así".

Garzón ha explicado que él no es "un patriota de partido", sino "un patriota de ideología". "Si hablo así es para romper los marcos", ha explicado el diputado de Unidos Podemos, quien ha apelado a la "incapacidad de diferenciar los discursos" para justificarlo. "Lo que algunos ven como inconveniente, es una virtud. Más allá de las liturgias de as siglas y el fetichismo de las organizaciones hay una concepción de cómo debe ser nuestro país", ha zanjado.

El líder de En Comú, por su parte, ha defendido que "en toda Europa" no ha habido un proceso tan exitoso como el que Podemos y las confluencias han protagonizado desde 2015. Domènech, inmerso en la construcción de un nuevo sujeto político catalán que aúne orgánicamente lo que hasta ahora han sido solo alianzas electorales.

"Tenemos que ser cada vez más conscientes de que somos hijos de una nueva época histórica", ha asegurado Domènech. "Las confluencias son extraordinarias no solo por su éxito electoral, sino porque se sitúa en el seno de los grandes retos históricos que tenemos aquí y a nivel global".

Domènech ha hecho equilibrios entre las tesis que Iglesias defiende de cara a Vistalegre 2 y las de Íñigo Errejón, con quien compartió acto este miércoles en Barcelona.

El líder de En Comú ha elegido la dicotomía calle-institución para señalar esa posición intermedia. "Debemos encontrar la fórmula para no perder la audacia", ha señalado. "Ser oposición para ser alternativa de Gobierno. Pero también partisanos, que fueron los grandes movimientos de resistencia en la II Guerra Mundial y consiguieron una nueva hegemonía y un pacto social. Ahora el pacto social se ha roto. En el proceso de asalto a los cielos hay que hacer posible un nuevo pacto social", ha continuado. Y ha zanjado: "No solo venimos a gobernar, sino a crear las condiciones para que no vuelva a ocurrir lo que ha pasado estos años".

La diputada de En Marea y líder de IU en Galicia ha expuesto su experiencia como ejemplo de la necesidad de avanzar en la unidad. Yolanda Díaz fue uno de los rostros de Alternativa Galega de Esquerda, la confluencia que en 2012 se presentó a las elecciones gallegas y que es germen del actual espacio político, que también ha comenzado a construirse como sujeto.

Díaz ha hecho un llamamiento a "trascender" las actuales organizaciones y ha advertido: "No tenemos marcha atrás".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha