eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Países de África Oriental aprueban el envío de 5.500 soldados a Sudán del Sur

- PUBLICIDAD -
Sudán del Sur acusa a los rebeldes de asesinar a unos 150 civiles en Bor

Sudán del Sur acusa a los rebeldes de asesinar a unos 150 civiles en Bor

Los líderes de los siete países de África Oriental que forman la organización regional Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) han aprobado el envío a Sudán del Sur de una fuerza pacificadora de 5.500 hombres, anunció hoy la ministra de Exteriores de Kenia, Amina Mohamed.

"El Consejo de Seguridad de la IGAD ha adoptado una resolución que autoriza el envío de 5.500 soldados a Sudán del Sur", dijo a la prensa keniana Mohamed, quien dijo sin embargo que su país no mandará tropas.

Con esta decisión, la IGAD da curso a una resolución de la ONU, que el pasado 24 de diciembre aprobaba redoblar su presencia en Sudán del Sur con 5.500 cascos azules más, que serán provistos por algunos de los países miembros de la organización regional.

Con el envío de estas tropas, la misión de la ONU en Sudán del Sur, UNMISS, contará en el joven país africano con 12.500 efectivos, que tendrán como objetivo detener las hostilidades entre el Gobierno y rebeldes desatadas el pasado diciembre.

Con el fin de poner fin a la violencia, Gobierno y rebeldes acordaron la semana pasada en Adis Abeba parte de los detalles de un alto el fuego, si bien persisten otros puntos de fricción, como las condiciones para ponerlo en marcha.

Las negociaciones, promovidas por la IGAD, han encallado en varios ocasiones por la insistencia de los rebeldes en exigir, para lograr un acuerdo, la liberación incondicional de los "detenidos políticos" en Sudán del Sur.

La presencia activa de tropas de Uganda -miembro de la IGAD- en Sudán del Sur ha provocado el malestar de los rebeldes, que acusan a los soldados ugandeses de atacar sus posiciones y de contravenir así el espíritu de las negociaciones.

La violencia en Sudán del Sur estalló el pasado 15 de diciembre, cuando el presidente del país, Salva Kir, acusó a su exvicepresidente y actual líder rebelde, Riek Mashar, de una intentona golpista.

Cerca de 10.000 personas han fallecido durante los enfrentamientos, según cálculos del Grupo Internacional de Crisis, una organización internacional no gubernamental especializada en el análisis de conflictos.

Al menos 335.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares por la violencia en Sudán del Sur y 78.000 se han refugiado en los países vecinos, según informó el pasado martes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha