eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Paloma Bravo cree que "en las empresas hay muchos 'emperadores desnudos' como jefes"

- PUBLICIDAD -
Paloma Bravo cree que "en las empresas hay muchos 'emperadores desnudos' como jefes"

Paloma Bravo cree que "en las empresas hay muchos 'emperadores desnudos' como jefes"

La escritora y periodista Paloma Bravo se adentra en los entresijos del mundo del periodismo en su novela "La piel de Mica", convencida de que "en las empresas abundan muchos 'emperadores desnudos' como jefes, a quien nadie contradice", afirma en una entrevista con Efe.

"El 'emperador desnudo" es un tipo de jefe con muchos años de cargo a sus espaldas, que ha perdido el criterio de la realidad por muy inteligente que haya sido y que ya es imposible que cambie -porque no sabe que no sabe-, o que se vaya", denuncia Bravo.

Bravo dibuja en su novela el derrumbe del periodismo "como metáfora de la crisis global" en la persona de Mica, una periodista de 38 años 3.0, comprometida y con talento, que reflexiona sobre su reciente despido mientras actualiza su currículum.

"El talento no es dócil y a Mica la han despedido porque destaca en su profesión y no pueden echar a su jefe, pero sí pueden prescindir de ella; mi novela es una crónica de la realidad", denuncia Bravo sobre su obra, editada por Plaza y Janés.

El machismo y el acoso también están presentes en la vida de Mica, pese a que ahora la mujer sea más independiente y consciente de sus derechos. "Sin embargo, en las grandes empresas no ha habido grandes cambios, y solo el 12% de mujeres figuran en sus consejos de administración", se lamenta Bravo.

"Hemos sufrido un tsunami que nadie había visto venir y nos hemos hecho mayores en un contexto muy difícil, en el que nos quieren hacer creer que nosotros tenemos la culpa", reflexiona la autora.

"Mi novela reflexiona sobre cómo hacerse mayor y ser adulto con esta crisis que nos ha pillado por sorpresa y muy poco preparados para reaccionar y salir adelante; de cómo, en mi entorno, todos nos estamos haciendo mayores sin pasar a la siguiente casilla", confiesa.

En este entorno, Bravo se plantea que el periodista debe ejercer de periscopio, para obligarse a ver lo que los otros no distinguen. "El periodista no solo tiene que ser exigente con el poder, sino en la búsqueda de sí mismo y practicar la autocrítica como exigencia extrema", recalca.

Considera que en este mundo sobreinformado son imprescindibles los buenos profesionales y que las herramientas de la red facilitan su libertad frente a las empresas, aunque tiene claro que "aún falta por resolver cómo llegar a fin de mes".

Bravo reconoce que, "al escribir esta novela me he quedado sin piel y he sangrado", pero que también ha aprendido "que todo es mejor con humor, que no hay que rendirse nunca y que hay que saber elegir bien las compañías".

Para Paloma Bravo, lo bueno de esta crisis es que: "ya no me dejaré engañar por los políticos y que hay que avanzar, dar pasos hacia adelante, responsabilizarse y no aceptar lo inaceptable".

A su juicio, lo que ahora hace falta son "referentes, personas ejemplares, empresas éticas que sepan hacer dinero, científicos como Rafael Abengoa, el ex conseller vasco y asesor de Obama en Sanidad; yo no los necesito afiliados a partidos, sino construyendo una nueva sociedad", recalca.

Paloma Bravo es también autora de "La novia de Papá" (Plaza & Janés), que está siendo ahora adaptada para una serie televisiva, cine y teatro, y de "Tres Mujeres Solas (RHM Flash) mientras en el ámbito del periodismo ejerce de directora de marketing del diario "El País".

Nana de Juan

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha