eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento israelí aprueba en lectura preliminar la ley de regularización de colonias

- PUBLICIDAD -
El Parlamento aprueba en lectura preliminar la ley de regularización de colonias

El Parlamento aprueba en lectura preliminar la ley de regularización de colonias

El Parlamento israelí (Kneset) aprobó hoy, en lectura preliminar, un polémico proyecto de ley que trata de regularizar la situación de medio centenar de colonias que no estaban autorizadas, o son consideradas ilegales, por el propio Gobierno de Israel, informan medios locales.

La votación del proyecto, que estaba prevista en principio para el miércoles, pasó por la vía legislativa acelerada horas después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el líder del partido Hogar Judío, Naftalí Benet, alcanzaran un acuerdo sobre la versión del proyecto de ley, cuya constitucionalidad está en entredicho.

El texto salió adelante en la cámara por 60 votos a favor y 49 en contra, según la edición digital del diario "Haáretz", que subraya que debe superar otras tres votaciones después de su paso por comisión.

Objeto de un fuerte pulso político entre ambos dirigentes, la ley no será aplicable en el caso de la colonia de Amoná, que el Tribunal Supremo israelí ha ordenado evacuar antes del 25 de diciembre por estar erigida en tierras privadas palestinas, lo que la legislación local prohíbe.

Benet exigía que esta colonia, levantada con la connivencia del Gobierno israelí en 1996, permaneciera en su sitio y los propietarios palestinos fueran compensados económicamente, pero la oposición del asesor jurídico del Gobierno, Avihai Mandleblit, y de Netanyahu a desafiar al poder judicial ha llevado a enmendar la versión del texto.

Con o sin el artículo que hacía referencia a Amoná, para el asesor jurídico el proyecto sigue siendo "inconstitucional", entre otras razones porque contiene elementos que no cumplen las normas sobre recalificación de suelo en la zona ocupada de Cisjordania y continúa expropiando terrenos que son de propiedad privada en otras colonias, además de oponerse al carácter retroactivo de la ley.

Netanyahu reconoció hoy públicamente que su intención con el proyecto era salvar "otros Amonás", en alusión al medio centenar de lugares que no cuentan con autorización de las autoridades porque fueron levantadas unilateralmente por los colonos, quienes a su vez alegan que lo hicieron con el apoyo de instituciones públicas.

Estas colonias son consideradas ilegales, o cuanto menos "no autorizadas", por la propia legislación local, aunque para el derecho internacional cualquier construcción israelí en el territorio ocupado de Cisjordania y Jerusalén Este son ilegales, estén en tierras privadas o públicas y sean o no autorizadas oficialmente.

A raíz del acuerdo alcanzado hoy con Netanyahu, el líder del partido religioso nacionalista Hogar Judío afirmó que la nueva norma de regularización retroactiva de colonias es el comienzo del fin para la "solución de dos Estados" y la aplicación de facto de la ley israelí en el territorio ocupado de Cisjordania.

"Es un día histórico (..) Hoy el Parlamento de Israel se ha pasado del carril (que conducía) a la creación de un Estado palestino al de la aplicación (futura) de la soberanía israelí en Judea y Samaria (nombres bíblicos para Cisjordania)", dijo ante periodistas.

Agregó que "la ley de regularización es la punta de lanza para extender la soberanía" israelí y anexionarse toda Cisjordania.

Una versión anterior de la ley, la que incluía la legalización por Israel de Amoná, ya había sido aprobada a mediados de noviembre en lectura preliminar, pero no fue sometida a votación por falta de apoyos dentro del propio Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha