eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Parlamento griego enmienda ley que permitirá a la troika vuelva a Atenas

- PUBLICIDAD -

El Parlamento griego revocó hoy parcialmente una ley aprobada hace tan solo tres semanas que permitía a los ciudadanos y empresas devolver sus deudas fiscales al Estado en hasta cien plazos, con el objetivo de apaciguar a los acreedores y facilitar su regreso a Atenas.

A favor de la enmienda votaron 147 diputados, mientras que 112 lo hicieron en contra y dos se abstuvieron.

El proyecto inicial permitía devolver todo tipo de deudas fiscales y cotizaciones a la Seguridad social que fueran inferiores a un millón de euros entre 72 y 100 plazos mensuales, una modalidad que la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) consideraba demasiado generosa.

Según los cálculos de la troika, la aplicación de esa ley hubiera aumentado la brecha fiscal griega para el año 2015 en 1.000 millones de euros, hasta unos 2.600 millones de euros.

La enmienda aprobada hoy reduce considerablemente el espectro de deudas que pueden acogerse a este sistema de cuotas, pues excluye todas las asumidas a lo largo de este año.

Fundamentalmente elimina las posibilidades de pagar a plazos el nuevo impuesto sobre bienes inmuebles (ENFIA) introducido este mismo año.

El ENFIA es precisamente el impuesto que más polémica ha causado, inclusive en las filas del Gobierno, no solo por su elevada cuantía, sino porque unifica diversos impuestos inmobiliarios, entre ellos uno introducido "provisionalmente" al estallar la crisis.

La cuantía del ENFIA es de un promedio de 536 euros anuales por piso, lo que supone una carga fiscal importante para los contribuyentes que, en su inmensa mayoría (alrededor del 80 %), son propietarios de su vivienda.

La aplicación de ENFIA provocó un malestar social que ha apuntalado la ventaja del partido principal de oposición, el izquierdista Syriza, en las encuestas electorales.

Todos los sondeos dan a Syriza un mínimo de ventaja del 4 % frente a los conservadores del primer ministro, Andonis Samarás.

La enmienda aprobada hoy, tan solo un día después de introducirse en el Parlamento, cosechó protestas incluso entre las filas de la mayoría parlamentaria, si bien finalmente se impuso la disciplina de partido y tan solo dos diputados se abstuvieron.

Por su parte, Syriza calificó la enmienda de rendición incondicional a la troika y otros partidos de la oposición tuvieron calificativos similares.

Tras la introducción de la enmienda en Parlamento, ayer mismo, el ministro de Finanzas, Gikas Jardúvelis envió, según los medios locales, una carta a los acreedores del país, en lo que aparenta ser un mensaje apaciguador para lograr el regreso de la troika la semana próxima y retomar así la quinta revisión del programa de ajuste impuesto a cambio del rescate.

En la misiva, Jardúvelis informa de que los ingresos fiscales del Estado hasta el mes de octubre fueron de 1.200 millones de euros frente a un objetivo de 800 millones y menciona las reformas que llevará al cabo Grecia hasta finales del año.

El Gobierno espera concluir las negociaciones antes de la reunión del Eurogrupo del 8 de diciembre, cuando, dependiendo de su Grecia ha cumplido sus obligaciones, se decidirá si puede obtener una línea de crédito reforzado que sustituiría a partir del próximo año el rescate propiamente dicho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha