eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento libanés fracasa por vigésima vez en elegir un nuevo presidente

- PUBLICIDAD -
El Parlamento libanés fracasa por vigésima vez en elegir un nuevo presidente

El Parlamento libanés fracasa por vigésima vez en elegir un nuevo presidente

La vigésima sesión parlamentaria para elegir un nuevo presidente para el Líbano fracasó hoy por falta de quórum, como lleva ocurriendo desde hace meses debido a las disputas entre las distintas fuerzas políticas.

En la sesión no se logró reunir a dos tercios de los diputados (86 de los 128 que cuenta la Cámara), y se convocó una nueva reunión para el próximo 2 de abril, informaron los medios oficiales libaneses.

La presidencia está vacante desde el pasado 25 de mayo, cuando expiró el mandato de Michel Suleiman, y en este tiempo los parlamentarios han sido incapaces de elegir entre los tres candidatos en liza.

Los aspirantes al cargo son Michel Aoun, candidato de la coalición 8 de Marzo (prosiria y liderada por el grupo chií Hizbula); Samir Geagea, del 14 de Marzo (antisirio y encabezado por el ex primer ministro Saad Hariri); y Henri Helu, respaldado por el grupo parlamentario del líder druso Walid Yumblat.

Solo hubo votación en la primera sesión, celebrada el pasado 23 de abril, mientras que las otras fueron pospuestas por falta de quórum debido el rechazo de los diputados del 8 de Marzo a acudir al Parlamento.

Las principales causas de esta situación son las profundas divisiones entre el movimiento antisirio y las fuerzas afines al régimen de Al Asad, que complican cualquier decisión política en el Líbano.

En una declaración hoy al periódico Al Akbar, Aoun afirmó que es optimista respecto a las conversaciones que mantiene su grupo con las Fuerzas Libanesas (de Geagea).

"Hacemos frente a una crisis nacional. Hay que hacer concesiones para salir de la crisis", dijo Aoun, que reconoció que hace falta todavía tiempo para alcanzar un acuerdo.

Ni las incesantes llamadas del patriarca maronita Bechara Rai ni de la comunidad internacional han logrado hasta ahora acercar las posiciones de los grupos antagonistas, a pesar de los peligros que atraviesa el Líbano a causa de la guerra en Siria y la llegada masiva de refugiados.

Según el sistema confesional en vigor en el Líbano, el presidente debe pertenecer a la comunidad maronita (católica de Oriente), el primer ministro a la suní y el presidente del Parlamento a la chií.

En la actualidad, las prerrogativas del presidente las asume el Consejo de Ministros de forma interina, pero existe el riesgo de parálisis si las fuerzas rivales boicotean las sesiones gubernamentales.

En la historia del Líbano moderno, se han vivido situaciones similares a la actual: En 1988 el Parlamento fracasó en elegir al sucesor del expresidente Amin Gemayel a pesar de que el país estaba en guerra civil, y en 2007 estalló una crisis durante meses hasta que Suleiman reemplazó al general Emile Lahud.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha