eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Paz y desarrollo, herramientas para frenar el flujo de refugiados a Europa

- PUBLICIDAD -
Paz y desarrollo, herramientas para frenar el flujo de refugiados a Europa

Paz y desarrollo, herramientas para frenar el flujo de refugiados a Europa

La única manera de frenar el flujo de refugiados hacia Europa es acelerar las negociaciones de paz para solucionar el conflicto sirio y ayudar de forma masiva a los países vecinos, aseguró hoy el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres.

"El 80 por ciento de los desplazamientos forzados en el mundo se deben a conflictos. Si solucionamos las causas primigenias que causan el desplazamiento, solucionaremos la llamada crisis de refugiados", señaló Guterres en rueda de prensa.

El alto funcionario recordó que nueve de cada diez refugiados sirios que residen en Líbano y Jordania viven bajo el umbral de la pobreza de esos países.

"Estoy convencido que el desencadenante del flujo de refugiados sirios hacia Europa fue el recorte en un 50 por ciento de las raciones alimenticias que el Programa Mundial de Alimentos (PAM) entregaba a los refugiados sirios en los países vecinos", indicó Guterres.

El PAM tuvo que recortar su ayuda a principios de 2015 a causa de falta de fondos, lo que deterioró enormemente la ya precaria situación de la mayoría de los refugiados.

"Recordemos que las solicitudes de asilo aumentaron en los primeros seis meses del año un 78 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. Esto se debe sobre todo a la llegada de sirios a Europa".

Ante esta situación, Guterres hizo un llamamiento a las autoridades europeas para que actúen de una vez con la claridad y la osadía que se precisa, dado que, a su entender, hasta ahora Bruselas ha "actuado tarde y ofreciendo mucho menos de lo que se necesitaba".

El alto comisionado explicó que si las autoridades europeas hubieran establecido los centros de recepción adecuados para registrar, filtrar y asistir a los refugiados que llegaron a Europa en los últimos meses, las escenas de caos, desorden y el creciente rechazo entre la opinión pública no hubiera sucedido.

"Si se hubiera organizado bien y no se hubiera dejado a los traficantes organizar la fiesta, no se habría impuesto la idea de 'invasión', que no está basada en la realidad".

Por ello Guterres pidió a los líderes europeos en particular y a la comunidad internacional en general que apoye de forma intensa las negociaciones de paz sobre el conflicto en Siria y que, mientras esto no sucede, invierta con claridad en programas de desarrollo en los países vecinos.

"Además, insto a que se implemente programas de reubicación para que los sirios puedan ir directamente de Turquía, Líbano o Jordania a Europa, sin arriesgar sus vidas", dijo.

El mandato de Guterres expira el próximo 31 de diciembre, tras una década en el cargo.

Consultado sobre un balance de ese periodo, el alto comisionado dijo que se siente enormemente "frustrado" de ver que la situación ha empeorado y que no se cuentan con las herramientas para una solución.

"Hace diez años hablábamos de 38 millones de desplazamientos forzados, hoy hablamos de 60 millones. Pero lo peor es que tenemos menos recursos que ofrecerles, no conseguimos cumplir con nuestro mandato de protegerlos", confesó.

Guterres recordó que en 2010 unas 11.000 personas se convirtieron en desplazados forzosos diariamente, una cifra que aumentó a 14.000 en 2011, a 23.000 en 2012, a 32.000 en 2013 y a 42.500 en 2014.

"Tenemos muchas más personas que ayudar y menos capacidad de responder a sus necesidades", se lamentó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha