eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro II de Yugoslavia recibirá sepultura en su país tras 72 años de exilio

- PUBLICIDAD -
Pedro II de Yugoslavia recibirá sepultura en su país tras 72 años de exilio

Pedro II de Yugoslavia recibirá sepultura en su país tras 72 años de exilio

El último rey de Yugoslavia, Pedro II Karadjordjevic (1923-1970), recibirá sepultura el próximo domingo en el mausoleo de la familia real en Oplenac, en Serbia, donde, después de 72 años de exilio real, un 40 por ciento de los ciudadanos dice que apoyaría la restauración de la monarquía.

En el mismo lugar y el mismo día, 26 de mayo, serán sepultados también la reina María, madre de Pedro II, la esposa de éste, Alejandra, prima de la reina Sofía de España, y Andrej, hermano menor del último monarca yugoslavo.

Sus cadáveres fueron trasladados a Serbia en las semanas pasadas. Al entierro asistirán los máximos cargos de Serbia.

Alejandro, único hijo de Pedro II, nacido en Londres en 1945, retornó a Serbia en 2000, tras la caída del líder autoritario Slobodan Milosevic, derrotado por la oposición democrática que en la década de 1990 contaba con el apoyo del pretendiente al trono.

Coincidiendo con el regreso de los restos de la familia real a Serbia, este mes el instituto SAS Intelligence Market Research publicó los resultados de un sondeo sobre el apoyo de la población a un eventual regreso a un régimen monárquico, el único efectuado en más de diez años sobre el tema en Serbia.

Un 40 % de los encuestados se manifestó a favor, y un 32 % en contra de restaurar la monarquía parlamentaria, mientras que un 27 % dijo no saber o no tener una postura clara al respecto.

Según explicó a Efe el director de SAS Intelligence, Miljan Premovic, la encuesta fue inspirada por el británico Simon Anholt, asesor político independiente que considera que Serbia es uno de los países con más posibilidad de restaurar la monarquía.

No obstante, el historiador serbio Cedomir Antic desestimó, en declaraciones a Efe, que su país cambie de régimen político.

"Hay fuertes fuerzas en la elite, que permanece de los tiempos de los regímenes autoritarios y totalitarios del pasado, que se oponen a la monarquía porque el presidente de la república es de hecho la base del autoritarismo y del poder de los partidos en Serbia", dijo.

Para el historiador, el resultado del sondeo muestra también el fracaso de la república en Serbia: "La república en los últimos 24 años ha pasado por una serie de derrotas internas", recordó.

Por otro lado, reconoció que la vuelta del rey Pedro II y otros miembros de la familia real al país "es una forma de reconciliación con el pasado".

"No podemos establecer un Estado europeo democrático serio y moderno si no lo fundamentamos en nuestras grandes tradiciones democráticas, y me refiero ante todo al Reino de Serbia y al Reino de Yugoslavia entre las dos guerras (mundiales)", explicó Antic.

Recordó "que Pedro II fue el jefe de un Estado aliado en la (segunda) guerra (mundial), que durante todo el tiempo de la guerra tuvo un Gobierno en Londres cuyos combatientes lucharon contra el fascismo y el comunismo de 1941 a 1945".

Por ello, para el historiador "es lógico" que el último rey, que por decisión de la Asamblea comunista fue expulsado del país, sea repatriado, aunque sea después de 43 años".

A partir del domingo, el último rey yugoslavo descansará junto con sus antepasados en el mausoleo de Oplenac, edificado por Pedro I Karadordjevic, rey de Serbia entre 1903 y 1918, y de Yugoslavia entre 1918 y 1921.

En la cripta de la Iglesia de San Jorge en Oplenac, a un centenar de kilómetros al sur de Belgrado, hay 39 tumbas con lápidas de ónice de Decani, de amarillo claro.

Allí reposan en sendos sarcófagos Djordje Petrovic Karadjordje, fundador de la dinastía, y el rey Pedro I, que edificó el mausoleo.

En la lujosa necrópolis han sido sepultados hasta ahora más de veinte miembros de la familia real serbia.

La elegante cripta está adornada en toda su superficie con refinados mosaicos en más de 15.000 diferentes colores y matices, entre los que dominan el azul y el dorado.

Los mosaicos están inspirados en los monasterios e iglesias medievales serbios, y se trata de un museo único de fieles reproducciones de algunos de los frescos más bellos de la pintura medieval serbia influenciada por el arte bizantino.

A pocas decenas de metros del mausoleo se halla una casa de modesto tamaño, antigua residencia del rey Pedro I convertida ahora en un museo que guarda pinturas, objetos y reliquias de ese primer rey yugoslavo y de su hijo Alejandro I.

Pedro II, nacido en 1923, fue el hijo primogénito del rey Alejandro I de Yugoslavia, asesinado en Marsella (Francia) por terroristas fascistas croatas.

Asumió el poder después de un golpe de Estado, en marzo de 1941, y poco después, ante la ocupación de Yugoslavia por las tropas alemanas del dictador nazi Adolf Hitler, tuvo que exiliarse en Londres junto con su gobierno.

Tras la Segunda Guerra Mundial, el régimen comunista establecido en Yugoslavia por Josip Broz Tito prohibió a la familia real el retorno al país y abolió la monarquía.

La familia real recuperó en 2001 el derecho a la nacionalidad y a residir en sus palacios, aunque todavía no hay una ley de restitución.

Por Snezana Stanojevic

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha