eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez calienta al PSOE con su reaparición ante los militantes en Valencia

El exsecretario general no ha decidido aún si se presentará a las primarias para volver a hacerse con el control de Ferraz

La contra de Ximo Puig hace una demostración de fuerza invitando a Sánchez mientras su entorno le resta importancia: "No ha querido montar un pitote"

40 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez saluda a los asistentes al acto de campaña celebrado en Madrid para presentar las candidaturas para el 26J. EFE

Pedro Sánchez en un acto electoral del 26J.

Pedro Sánchez reaparece ante los militantes casi dos meses después de su salida de Ferraz. Lo hace este sábado en sendos actos en las localidades valencianas de Xirivella y Sueca organizados por la contra de Ximo Puig. En el sector oficial de la federación no ha sentado bien el movimiento mientras que el entorno del exsecretario general trata de restarle importancia a los actos ante el temor de que se hayan generado demasiadas expectativas. 

El exsecretario general prometió el día que renunció a su acta de diputado para evitar la votación de la investidura de Mariano Rajoy que iniciaría una ruta para tomar el pulso a la militancia. La gira se ha demorado y Sánchez protagonizará algunos actos sueltos hasta que se fije el calendario para las primarias. El exsecretario general aún no ha decidido si intentará hacerse con los mandos del PSOE otra vez.

"Pedro está a la expectativa. No tiene tomada la decisión definitiva. Va a dar la batalla pero está abierto a ver qué se va conformando. No quiere que esto parezca una cruzada personal". Quien habla es uno de los dirigentes más próximos a Sánchez, que reconoce que el exsecretario general está abierto a apoyar a otro candidato para hacer frente a Susana Díaz. 

Los dirigentes afines a Sánchez aseguran que la batalla es de contraposición de dos modelos: el que consideran el tradicional que encarnan los barones liderados por la presidenta andaluza y el que "ha entendido que España ha cambiado y hay que democratizar la organización". En ese está el exsecretario general, pero hay dirigentes que admiten que no debe ser quien lo encabece porque "se ha quemado". 

En ese sector, las miradas se fijan en Patxi López aunque el exlehendakari se ha descartado y no todos están de acuerdo en que pueda ser el que lidere. Dirigentes dispuestos a apoyar a Díaz quieren que la presidenta andaluza acerque posiciones con el diputado vasco. Creen que sumándole evitarían una candidatura de los sanchistas y, por tanto, unas primarias a cara de perro que ahonden aún más en la división. 

Sánchez quiere mostrar una imagen de colectividad alejada del personalismo que ha caracterizado su liderazgo. Por eso el primer acto de su nueva era será una mesa redonda con el título 'Repensar el PSOE, construir el futuro'. No será el único interviniente y, además, le acompañarán otros dirigentes. En el segundo evento, no está previsto siquiera que Sánchez intervenga y la intención es que se limite a saludar a los militantes que se congreguen en Sueca. 

"Pedro no ha querido montar un pitote", dice una de sus colaboradoras sobre la posibilidad de que el exsecretario general participara en un gran mitin. En su equipo defienden que quiere mantener un perfil bajo e insistir en la idea de que hay que dar la voz a la militancia.

El sector sanchista ha conseguido en su última etapa ganarse al ala izquierda del PSOE, que representan José Antonio Pérez Tapias, Odón Elorza y Andrés Perelló, entre otros. Estarán presentes en Valencia este fin de semana. También le acompañarán algunos de los dirigentes más cercanos, como Zaida Cantera, Sofía Hernanz, Luz Martínez Seijo o Ibán García del Blanco. No se espera en Valencia a ninguno de los barones afines al exsecretario general. 

Los dirigentes alineados con Sánchez, que se han reunido ya varias veces para ir fijando estrategia, creen tener de su parte a la mayor parte de la militancia y esperan sacar rédito de las iniciativas de las bases, como la recogida de firmas para exigir la convocatoria inminente del congreso o la constitución de plataformas para 'levantar' a la militancia frente a los aparatos regionales. Esas plataformas existen ya en Valencia, Castellón, Jaén, Ciudad Real, Sevilla... Los posicionados en el 'no es no' han avalado su formación. 

La reaparición de Sánchez en Valencia tiene, además, una lectura interna del enfrentamiento de los barones con el sanchismo. El principal organizador del acto ha sido el secretario provincial, José Luis Ábalos, posicionado en contra de Ximo Puig. En el sector crítico de la federación están convencidos de que el presidente autonómico ha perdido el control y que puede encontrarse con una derrota en las urnas en las que los militantes elijan al próximo secretario general.

En el entorno de Puig existe malestar por la convocatoria en Valencia: "Conseguimos llegar al Gobierno después de 20 años y parece que tratan de movernos las aguas", lamenta un alto cargo de la Generalitat. Sánchez se ha puesto en contacto con el líder regional. "Ambos queremos lo mejor para el PSOE y la izquierda del país".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha