eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez anima un día gris con una churrascada en el rural gallego

- PUBLICIDAD -
Sánchez dice que España precisa un gobierno "con urgencia" pero no cualquiera

Sánchez dice que España precisa un gobierno "con urgencia" pero no cualquiera

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha animado hoy un día gris con una churrascada en el rural de Galicia en la que ha recibido numerosas muestras de cariño de simpatizantes y militantes gallegos.

El municipio de Cerceda, donde gobierna el PSdeG de manera ininterrumpida desde 1995, ha sido el elegido para el acto de inicio de campaña de los socialistas, que tras la pegada de carteles de la noche del jueves al viernes no volvieron a la calle para mitinear por el accidente de tren de O Porriño (Pontevedra).

El PSOE escogió un enclave único, en medio de la naturaleza, rodeado por árboles y frente al único parque acuático de Galicia, y allí han recordado a las cuatro víctimas mortales del siniestro ferroviario, pues el encuentro ha empezado con un minuto de silencio.

Ya desde su llegada, minutos después de la una de la tarde, Pedro Sánchez se ha visto arropado por numerosas personas, que se han acercado a donde compartía unos momentos más íntimos, de conversación personal, junto al candidato a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga.

En cuanto se dirigió a la carpa donde tuvo lugar su intervención, ante medio millar de personas, empezó a lloviznar primero y a caer gotas con mayor intensidad después, pero eso no bajó los ánimos de los presentes, que recibieron con un estruendoso aplauso a los dirigentes socialistas.

Niños y mayores se juntaron para escuchar las palabras de los aspirantes a la Xunta en una fiesta familiar que se ha prolongado durante horas con el formato de la clásica romería gallega, con comida abundante y vino para regarla.

El plato estrella de la jornada ha sido el churrasco y Pedro Sánchez lo ha degustado en la mesa central rodeado de afiliados y dirigentes del partido.

"Con este olor a churrasco, cómo iba a perderme yo esta comida", ha dicho el secretario general del PSOE en cuanto tuvo el micrófono delante.

Y demostró que era de su gusto, pues pudo saborearlo en un acto afectuoso que, por su agenda, apenas se pudo prolongar durante 45 minutos, aunque sirvió para que el pueblo de Cerceda mostrase su cariño por los líderes socialistas.

Ya sin Sánchez continuó la fiesta en la que una excelente empanada de bonito y la carne a la brasa fueron protagonistas, junto a Xoaquín Fernández Leiceaga, el aspirante a presidir la Xunta, que fue jaleado al grito de "Presidente, presidente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha