eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pedro Sánchez seguirá fuera de los focos hasta su encuentro con el Rey

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se mantendrá en los próximos días fuera de los focos, con el perfil bajo que ha adoptado después de las elecciones del 26 de junio, y no tiene previsto hacer ninguna comparecencia pública antes de su encuentro con el Rey, el jueves de la próxima semana.

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez seguirá fuera de los focos hasta su encuentro con el Rey

Según han indicado a Europa Press fuentes socialistas, el líder del PSOE no tiene ningún acto público en su agenda durante los próximos días y se dedicará a trabajar en su despacho en Ferraz. Su próxima aparición pública no se prevé hasta la cita en Zarzuela, a la que seguirá una rueda de prensa.

De esta manera, Sánchez continuará ocupando un segundo plano en la actualidad política, que es el que ha elegido después de las elecciones, al considerar que la presión deber estar sobre quien ganó las elecciones, que tiene que ser el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el que lidere las gestiones para formar gobierno.

Desde la noche electoral, cuando felicitó a Rajoy por su victoria, han sido muy contadas las apariciones públicas del secretario general del PSOE. De hecho, y para alejar los focos de su partido, aplazó una semana el tradicional Comité Federal postelectoral, que en lugar de celebrarse el 2 de julio, tuvo lugar el 9 de julio.

Durante esos días, Sánchez se tomó unos días de descanso junto a su mujer y sus hijas en Mojácar (Almería), que se confirmó con la imagen que les 'robó' un tuitero en un chiringuito de plaza, antes de volver a Ferraz para reunirse con sus 'barones'.

SÓLO UNA RUEDA DE PRENSA DESDE EL 26J

Así, hubo que esperar casi dos semanas para el primer análisis más en profundidad del resultado electoral, en el Comité Federal que confirmó el rechazo a la investidura de Rajoy, y cuatro días más para su primera rueda de prensa. Tuvo lugar el miércoles 13 de julio, después de su cita con el líder del PP en la Cámara Baja, en la que le trasladó la negativa de su partido a facilitar su permanencia en La Moncloa.

Después de esa comparecencia, Sánchez volvió al Congreso el pasado lunes, para dirigirse a sus diputados y senadores elegidos el 26 de junio, un día antes de la constitución de las Cortes y el inicio de la Legislatura.

Ese día, aseguró que el PSOE se dedicará a hacer una "oposición útil y constructiva" y adelantó sus intenciones de presentar su primera batería de iniciativas legislativas. Y un día después, mantuvo su perfil bajo y no hizo declaraciones en la jornada constitutiva, en la que fue el único líder de los principales partidos que no habló ante los micrófonos.

En este periodo, Sánchez tampoco ha hecho ninguna entrevista en medios de comunicación y, según las fuentes consultadas, tampoco las tiene en agenda para los próximos días.

Con esta estrategia, los socialistas intentan despejar presiones y que todas las miradas se dirijan a 'Génova', como vienen reclamando desde el 27J. Para el PSOE, es Rajoy quien tiene que "ponerse a trabajar" ahora para buscar acuerdos en los que "no puede contar" con ellos.

Así, se afanan en defender que la gobernabilidad no depende de los socialistas --como reclama el PP al pedirles su abstención-- e insisten en que a Rajoy le pueden dar las cuentas para ser investidos sin ellos. Y en eso están insistiendo más después de la constitución de la Mesa del Congreso, en la que al acuerdo que alcanzaron con Ciudadanos se sumaron otros diez votos que debieron salir del PNV y Convergéncia.

Ahora, insisten, el PP debe seguir por ese camino y tratar de apuntalar esos apoyos para poner en marcha un "gobierno conservador no continuista", como lo bautizó Sánchez el pasado lunes antes sus diputados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha